Bielorrusos atraviesan un bosque para huir del "horror"