Se agota el tiempo para formar una coalición en Israel contra Netanyahu

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu llega a la Knéset, el Parlamento israelí, en Jerusalén, el 30 de mayo de 2021
El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu llega a la Knéset, el Parlamento israelí, en Jerusalén, el 30 de mayo de 2021 YONATAN SINDEL POOL/AFP
Anuncios

Jerusalén (AFP)

Los políticos israelíes que quieren derrocar al veterano primer ministro Benjamin Netanyahu tienen plazo hasta la medianoche del miércoles para alcanzar un acuerdo para una coalición "de cambio", compuesta por rivales ideológicos, con el fin de pasar página a más de dos años de crisis.

Las negociaciones maratonianas se prolongaron hasta horas avanzadas de la noche del martes debido a que a las 23H59 (20H59 GMT) del miércoles expira el plazo fijado por la presidencia para la formación de una coalición.

En ellas participan los equipos de los principales dirigentes de la izquierda, centro y parte de la derecha, incluida Yamina, la coalición del jefe de filas de la derecha radical Naftali Bennett, que se cree que sería el futuro primer ministro dentro de un acuerdo de rotación en el poder.

Los jefes de las principales formaciones y el líder de la oposición, el centrista Yair Lapid, se han reunido "en un esfuerzo por llegar a un acuerdo", según un comunicado de Yamina.

"Todos trabajan duro para intentar ultimar un acuerdo lo antes posible", declaró a la AFP una fuente cercana a las negociaciones.

"Vamos en la dirección correcta", dijo el líder del partido árabe israelí Raam (islamista, 4 diputados), Mansur Abas, cuando llegó a la reunión.

Esta formación y el otro partido árabe israelí, la Lista Unida, acaparan toda la atención ahora que al bando anti-Netanyahu solo le faltan cuatro apoyos para alcanzar los 61 diputados necesarios para formar un gobierno.

En el pasado Abas se ha declarado dispuesto a negociar con cualquiera que se interese por la comunidad árabe israelí (20% de la población de Israel).

Yair Lapid, a quien el presidente le encargó en mayo la formación de una coalición después de que Netanyahu fracasara en su intento, tiene hasta el miércoles a las 23H59 (20H59 GMT) para presentar su proyecto de acuerdo de "gobierno de unidad nacional".

#photo1

Antes debe solventar las divisiones y las aspiraciones de los unos y los otros, sobre todo con las codiciadas carteras de Defensa o Justicia.

- "Muchos obstáculos" -

"Hasta que se forme el gobierno, todavía hay muchos obstáculos", estimó el lunes Yair Lapid. "Es nuestro primer test, para ver si podemos encontrar arreglos inteligentes. (...) La semana que viene Israel puede hallarse en una nueva era".

La coalición es tan heterogénea que discrepa en casi todos los temas, desde la relación con los palestinos, la reactivación económica o el lugar que ocupa la religión.

#photo2

Su único punto en común es el deseo de echar a Netanyahu, quien llegó por primera vez al poder hace 25 años y gobernó de 1996 a 1999 antes de ser reelegido en 2009.

Está siendo juzgado por "corrupción" en tres casos, lo que lo convierte en el primer jefe del gobierno israelí que se enfrenta a cargos penales mientras ostenta el cargo. Si deja el poder pasará a ser un simple diputado y perderá su influencia para tratar de aprobar una ley que lo proteja de sus problemas legales.

Si Lapid anuncia un acuerdo antes del miércoles por la noche, tendrá siete días para distribuir las carteras y obtener un voto de confianza en el Parlamento.

Entre tanto todo es posible. Netanyahu, su partido de derecha, Likud, y sus abogados se afanan por evitar un posible acuerdo de coalición.

- Carrera de obstáculos -

Según la prensa israelí, el presidente del Parlamento Yariv Levin (Likud) podría verse tentado de retrasar el voto de confianza en el Parlamento con la esperanza de que en ese tiempo se resquebrajara el bando anti-Netanyahu.

Los abogados del Likud sometieron a la presidencia de Israel sus dudas sobre la constitucionalidad del proyecto de rotación en el gobierno esbozado por Yair Lapid.

Según un texto consultado por AFP, la presidencia descartó el tema legal y recordó que Bennett podría ser el primero en asumir la jefatura del gobierno.

Además los partidarios de Netanyahu ven un posible acuerdo gubernamental como una "traición".

En medio de esta crispación se ha reforzado la seguridad de Bennett y Lapid, según sus formaciones.

Si Lapid no logra formar gobierno antes de la fecha tope los diputados pueden pedir al presidente que encargue esa tarea de nuevo a un parlamentario. O volver a las urnas, por quinta vez en poco más de dos años.