Investigadores australianos prueban el "reconocimiento facial" de los koalas

Los koalas viven a lo largo de la costa este de Australia, pero se consideran vulnerables a la extinción
Los koalas viven a lo largo de la costa este de Australia, pero se consideran vulnerables a la extinción PATRICIA DE MELO MOREIRA AFP
Anuncios

Brisbane (Australia) (AFP)

Investigadores australianos probarán un dispositivo de "reconocimiento facial" de los koalas con el objetivo de conocer mejor su comportamiento y protegerlos, anunció este jueves la Universidad de Griffit.

El equipo de investigadores de la Universidad de Griffith desean aprovechar la inteligencia artificial para reconocer cada marsupial que utiliza cruces de caminos de fauna silvestre en el Estado de Queensland (noreste).

Se construyeron pasajes subterráneos y puentes en carreteras muy transitadas situadas cerca de los hábitats de los koalas para ofrecerles una ruta más segura, alejada de los automóviles.

El profesor asociado Jun Zhou, quien dirige el estudio piloto, dijo que espera que la inteligencia artificial termine con la necesidad de revisiones manuales de cámaras para determinar qué especies estaban usando los cruces.

"Ahora, con la inteligencia artificial que se desarrolla a toda velocidad desde hace diez años, la tecnología es suficientemente eficaz para reconocer no sólo a los koalas, sino a cada individuo de esta especie que utiliza estos pasajes", afirmó.

Los investigadores han utilizado previamente etiquetas de identificación y GPS para rastrear a los koalas.

La Universidad Griffith precisó que el equipo trabajará con grupos de conservación ambiental para permitir a la inteligencia artificial distinguir cada marsupial con base en su aspecto y movimientos.

Esperan que los datos ofrezcan una mayor comprensión de cómo los koalas usan los cruces de vida silvestre y si estos pasajes podrían estar mejor ubicados para proteger a los animales.

Los koalas viven a lo largo de la costa este de Australia, pero son vulnerables a la extinción, pues son víctimas del cambio climático, de la pérdida de su hábitat por la tala, de los accidentes de coche y las enfermedades.

Los inmensos incendios forestales que devastaron en 2019 y 2020 Australia contribuyeron al descenso de su población.