Murió líder de grupo yihadista nigeriano Boko Haram, afirma organización rival

Captura de pantalla de archivo realizada el 15 de enero de 2018, de un video publicado el mismo día por el grupo  islamista Boko Haram, del líder de la facción Boko Haram, Abubakar Shekau, sosteniendo una ametralladora pesada en un lugar no revelado en Nigeria.
Captura de pantalla de archivo realizada el 15 de enero de 2018, de un video publicado el mismo día por el grupo islamista Boko Haram, del líder de la facción Boko Haram, Abubakar Shekau, sosteniendo una ametralladora pesada en un lugar no revelado en Nigeria. Handout BOKO HARAM/AFP/Archivos
Anuncios

Abuya (AFP)

El líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, se suicidó durante un combate contra miembros de un grupo yihadista rival, afirmó en una grabación enviada a la AFP este domingo el grupo Estado Islámico en África del Oeste (ISWAP).

"Shekau prefirió ser humillado en el más allá a ser humillado en la tierra. Se mató detonando un explosivo", afirmó, hablando en lenguaje kanuri, una voz parecida a la del líder del ISWAP Abu Musab Al Barnawi en una grabación entregada a la AFP por una fuente que suele distribuir sus comunicados.

Boko Haram no ha comentado las versiones sobre la muerte de su líder, que están siendo investigadas por el ejército nigeriano.

El ISWAP explica en la grabación que envió a sus combatientes a un enclave de Boko Haram en el bosque de Sambisa y que estos encontraron a Shekau sentado dentro de su casa, tras lo cual empezó un tiroteo.

"Desde allí se retiró y escapó, corrió y se escondió entre los arbustos durante cinco días. Sin embargo, los combatientes continuaron buscándolo", indica la voz.

Tras encontrarlo, los combatientes del ISWAP le instaron, a él y a sus seguidores, a rendirse, según la grabación, pero Shekau se negó y se quitó la vida.

El ISWAP, reconocido por el grupo EI, nació en 2016 de una escisión con Boko Haram, al que acusa sobre todo de asesinar a civiles musulmanes. Ha ido incrementando su poder y es ya el grupo yihadista dominante en el noreste de Nigeria.

"Estamos muy contentos", indica la voz, añadiendo que Shekau era "alguien que cometió actos terroristas y atrocidades inimaginables".

Desde 2019, el ejército nigeriano se ha retirado de aldeas y bases de menor importancia para atrincherarse en "supercampos", una estrategia que no ha estado exenta de críticas, pues permite que los yihadistas se desplacen sin problemas por las zonas rurales.

Tras apoderarse del bosque de Sambisa, el ISWAP envío mensajes a los habitantes de la región del lago Chad, en los confines de Nigeria, Níger, Camerún y Chad, para darles la bienvenida a su 2califato" autoproclamado, indicó Sallau Arzika, un pescador de Baga, una localidad a orillas del lago.

Desde que empezó la rebelión del grupo islamista radical Boko Haram en 2009 en el noreste de Nigeria, el conflicto ha dejado cerca de 36.000 muertos y dos millones de desplazados.