Campaña de desinformación para desacreditar a periodista bielorruso preso

Protesta en Varsovia a favor de Bielorrusia, el 29 de mayo de 2021
Protesta en Varsovia a favor de Bielorrusia, el 29 de mayo de 2021 Wojtek RADWANSKI AFP/Archivos
Anuncios

Praga (AFP)

Una intensa campaña de difamación y desinformación intenta desacreditar al periodista opositor bielorruso Roman Protasevich, detenido en el aeropuerto de Minsk tras la intercepción de un avión de línea en el que viajaba de Grecia a Lituania.

Poco después de su detención, aparecieron artículos en medios de comunicación en ruso, y luego en una decena de idiomas, que lo vinculaban con grupos neonazis.

Fotos de jóvenes haciendo el saludo nazi o portando distintivos de las SS comenzaron a llamar la atención en las redes sociales, intentando convencer de que uno era el periodista en su juventud, una campaña de desinformación similar a las lanzadas en el pasado contra detractores del Kremlin, de acuerdo a expertos.

La AFP encontró al hombre de la foto haciendo el saludo nazi. Se trata de Konstantin Ajromenko.

El joven bielorruso confirmó su identidad y señaló que la foto fue tomada "hace 10 o 12 años".

"Nunca fuimos nazis. Tomamos esas fotos solamente por pura diversión, porque la propaganda oficial nos llamaba nazis", declaró a la AFP.

Aclaró que el hombre con casco SS no era Protasevich, sino Eduard Lobov, un expreso político bielorruso, reconvertido a combatiente en el este de Ucrania.

- ¿Periodista o combatiente? -

El propio Protasevich admitió que pasó un tiempo con unidades paramilitares ucranianas en el este de ese país tras de la anexión de Crimea por parte de Rusia, en 2014.

Tildándolo de "terrorista" y "extremista", dicen que combatió en el batallón Azov, algunos de cuyos miembros son conocidos por sus opiniones neonazis.

La familia de Protasevich, sus colegas e inclusive algunos combatientes de Azov insisten en que solamente estuvo en Ucrania como periodista, pese a estar integrado con las fuerzas ucranianas que luchan contra los separatistas respaldados por Rusia.

Algunas declaraciones online sobre Protasevich están acompañadas por fotos de un joven con uniforme militar.

La AFP no pudo verificar si realmente es él. En algunas fotos con parecidos, el joven viste uniforme militar, en otras muestra un fusil de asalto Kalashnikov.

- 'Bielorrusia debería ser libre' -

Vladislav Sobolevsky, jefe del estado mayor del batallón Azov entre 2014 y 2017, declaró que Protasevich se enroló como periodista para "ayudar a Ucrania, y en el futuro a su propio país".

"Sus opiniones eran: 'Lukashenko debe partir. Bielorrusia debería ser libre'", indico, en referencia al presidente bielorruso que gobierna al país desde 1994.

Asimismo, el padre del opositor, Dmitri, quien reside en Polonia, subrayó que su hijo "fue y es periodista".

"Se encontraba en Donbás haciendo su trabajo como periodista", indicó.

Esto fue confirmado a la vez tanto por el comandante de Azov, Andréi Biletsky, como por la portavoz del batallón, Anastasia Rimar, quienes dijeron que Protasevich seguía a la unidad solamente para informar sobre las acciones y nunca tomó parte activa en combates.

- 'Propaganda típica del Kremlin' -

El periodista, de 26 años, ha mencionado con frecuencia su estadía en Ucrania durante entrevistas. También hay un video en que es tratado por una herida durante un combate. Pero siempre afirmó que se encontraba allí para documentar la lucha y no combatir él mismo.

Según Euvsdisinfo.eu, un proyecto del servicio exterior de la Unión Europea (UE) creado para bregar contra la desinformación rusa, se trata de un intento deliberado para "denigrar" a Protasevich.

Un artículo publicado en su web comparó estos "esfuerzos de desinformación" con los empleados en contra de críticos del Kremlin, como Alexéi Navalni.

Rusia es aliado clave de Lukashenko, quien encarceló a centenares de opositores tras las masivas protestas que estallaron tras su polémica reelección, el año pasado.

Esta mezcla de hechos, mentiras y acusaciones infundadas o no comprobadas "tiene todas las características de la propaganda típica del Kremlin", señaló Jakub Kalensky, investigador principal del Atlantic Council, grupo de expertos con sede en Washington.

"El objetivo no es convencer al público de una versión de los hechos, sino presentar numerosas versiones diferentes, de manera de oscurecer las pistas y enterrar los hechos bajo una gruesa capa de mentiras", señaló a la AFP.

burs-lab/dt/bo/age/zm