Absueltos los dos pilotos en caso de tráfico de cocaína entre Dominicana y Francia

Aix-en-Provence (Francia) (AFP) –

Anuncios

Un tribunal francés absolvió este jueves a los dos pilotos del caso "Air cocaína", poniendo así fin a ocho años de un enredo judicial que comenzó en República Dominicana con la incautación de 700 kg de droga en un jet.

Bruno Odos y Pascal Fauret, de 61 y 60 años respectivamente, habían sido condenados en primera instancia a seis años de cárcel en abril de 2019. El lunes el fiscal general Pierre Cortes pidió seis años de prisión para los dos.

Sus esposas recibieron la sentencia con lágrimas. Ellos salieron del palacio de justicia de Aix-en-Provence, en el sur de Francia, sin mediar palabra, visiblemente aturdidos por el final de una pesadilla. Habían traído sus efectos personales por si tenían que volver a la cárcel.

La pesadilla comenzó en marzo de 2013 en el aeropuerto de Punta Cana, en República Dominicana, cuando 26 maletas que contenían 700 kilos de cocaína acababan de ser embarcadas en su Falcon 50.

"Para ellos es el final de una adversidad. Por fin la justicia reconoce su verdad, la que vienen clamando desde hace ocho años", reaccionó su abogado Antoine Vey.

Desde que fueron detenidos en República Dominicana, estos dos ex pilotos militares con un hoja de servicios impecable dijeron que ignoraban qué había en el interior del equipaje de su pasajero Nicolas Pisapia.

En su alegato, Vey dijo que eran dos profesionales atrapados por haber confiado en los servicios de control de equipaje y aduanas del aeropuerto. El fiscal los equiparó a "Tartufos", que fingían desconocer el contenido de las maletas.

- Huida rocambolesca -

Las lágrimas de alivio de las esposas de los pilotos contrastaron con los gritos de ira de familiares y conocidos de Pierre-Marc Dreyfus y Fabrice Alcaud, los dos altos cargos de SN-THS, la compañía de aviación francesa que había operado los vuelos, uno de los cuales, según el tribunal, permitió la importación de estupefacientes en diciembre de 2012.

Ambos fueron condenados a seis años de cárcel, la misma pena que en primera instancia, y volvieron a ingresar en prisión tras conocerse la sentencia.

Al cabo de 12 horas de deliberación, los siete jueces también confirmaron la pena de primera instancia contra Ali Bouchareb, condenado a 18 años de prisión y único acusado que comparecía detenido. El tribunal consideró que fue quien encargó los tres vuelos. Bouchareb ya había sido condenado a nueve años de prisión en Lyon, por narcotráfico.

Su chófer Michel Ristic fue absuelto, como lo había sido en primera instancia.

Justo antes de que el tribunal se retirara a deliberar, los seis acusados clamaron su inocencia. "Nunca he transportado ni poseído nada de nada", dijo Pascal Fauret. "Me han engañado, atrapado. Este caso es el 15% de mi vida".

Los dos pilotos estuvieron en la cárcel en República Dominicana durante 15 meses antes de escaparse en una operación rocambolesca orquestada por miembros de su comité de apoyo. A su regreso a Francia fueron puestos en prisión preventiva durante cinco meses y medio, y posteriormente purgaron otro mes y medio de detención tras la primera sentencia condenatoria.

El tribunal dictó por otro lado una multa aduanera de dos millones de euros (2,37 millones de dólares) que deben pagar los tres acusados condenados.