Michael Avenatti, exrival de Trump, sentenciado a 30 meses de cárcel

Nueva York (AFP) –

Anuncios

El abogado estadounidense Michael Avenatti fue condenado el jueves a dos años y medio de prisión por extorsión a la empresa de equipamiento deportivo Nike en febrero de 2020, informó el despacho del fiscal federal de Manhattan.

Este es el último episodio de la caída en desgracia del abogado de alto vuelo que desde 2018 se tornó un férreo opositor del expresidente estadounidense Donald Trump.

Ganó fama representando a Stormy Daniels, una actriz pornográfica y bailarina de estriptís que afirma haber tenido una aventura con Trump.

En marzo de 2018, la actriz -Stephanie Clifford es su nombre real- demandó a Trump para cancelar un acuerdo de confidencialidad que le prohibía hablar sobre esa supuesta aventura.

Avenatti, de 50 años, se convirtió entonces en la punta de lanza del movimiento anti-Trump, multiplicando las intervenciones frente a las cámaras y en las redes sociales.

Algunos le atribuyeron ambiciones políticas, incluso presidenciales.

Pero poco más de un año después, en marzo de 2019, el abogado de cabeza rapada fue arrestado por intentar extorsionar a Nike, así como por evasión de impuestos.

Los investigadores dijeron que Avenatti había pedido a los ejecutivos de Nike que le pagaran millones de dólares para disuadirlo de publicar información potencialmente comprometedora para la firma sobre infracciones cometidas en el reclutamiento de basquetbolistas universitarios.

Durante la sentencia, Avenatti, piloto de coches de carrera y conocido por ser hiperactivo, se mostró arrepentido.

"Yo y solo yo arruiné mi carrera, mis relaciones y mi vida", dijo al juez federal de Manhattan Paul Gardephe, según periodistas presentes en la sala.

"El comportamiento de Avenatti fue escandaloso", concluyó el juez, quien estimó que el abogado se "emborrachó" de poder.

La sentencia no pone punto final a los problemas judiciales de Avenatti, basado en Los Ángeles.

Debe responder ante una corte federal de California sobre otras acusaciones de fraude de sus clientes y del fisco, y en Nueva York es acusado de desvío de fondos destinados a Stormy Daniels.