Los proeuropeos lideran las legislativas frente a prorrusos en Moldavia (resultados parciales)

Chisinau (AFP) –

Anuncios

El partido proeuropeo de la presidenta Maia Sandu lideraba las legislativas anticipadas en Moldavia este domingo, escrutadas el 40% de las mesas de votación, reforzando así su posición frente a las fuerzas prorrusas.

La agrupación Acción y Solidaridad (PAS, centro derecha) obtenía 44% de sufragios, frente a un 33% del Bloque de Socialistas y Comunistas del prorruso Igor Dodon, con el 40% del escrutinio.

Los moldavos votaron este domingo en elecciones legislativas anticipadas convocadas por la nueva presidenta, la proeuropea Maia Sandu, que esperaba reforzar su poder frente a sus rivales prorrusos.

Después de su victoria en las elecciones presidenciales de noviembre de 2020 contra Dodon, Sandu necesita tener el control del Parlamento para aplicar la política que prometió, empezando por la lucha contra la corrupción endémica en este pequeño país situado entre Ucrania y Rumanía.

Unos 101 diputados son elegidos para un mandato de cuatro años.

Moldavia, uno de los países más pobres de Europa, se ha visto sacudido desde su independencia en 1991 por crisis políticas, al tiempo que se enfrentaba a la situación en Transdniestria, un territorio separatista prorruso que está fuera de su control.

Sandu, que fue economista del Banco Mundial, de 48 años, disolvió en abril la Asamblea que aún controlaba Dodon.

"Tenemos una oportunidad de deshacernos de los ladrones y elegir un gobierno íntegro y bueno", afirmó el jueves en un discurso pronunciado por video en rumano.

En un segundo discurso en ruso, el otro idioma hablado en el país, dijo que "se acerca el momento del cambio en Moldavia".

Muchos moldavos están cansados de los escándalos de corrupción, como el de 2015, en el que desaparecieron mil millones de dólares -el equivalente al 15% del PIB- de las arcas de tres bancos.

#photo1

"Ella realmente quiere cambiar el país para mejor", declaró a la AFP Natalia Cadabnuic, una habitante de Chisinau.

- Símbolo de cambio -

Dodon acusó el viernes a las autoridades de preparar "provocaciones" para las elecciones y amenazó con manifestaciones "para proteger su victoria electoral".

La diáspora, que representa más de un tercio de los votantes en este país con mucha emigración, podría desempeñar un papel crucial. En las presidenciales apoyó a Sandu.

"Se ha convertido en un símbolo de cambio", subraya el politólogo Alexei Tulbure. "La gente espera que después de 30 años de degradación, el país comience por fin a avanzar en la dirección correcta", afirma.

"La mayoría parlamentaria será proeuropea y la influencia rusa se debilitará", predice el politólogo con sede en Kiev Sergiy Gerasymchuk.

Esta antigua república soviética de 2,6 millones de habitantes suele oscilar en las urnas entre los partidarios de un acercamiento a Moscú y los de una integración europea.

Maia Sandu enfureció al Kremlin al decir que quiere que se vayan las fuerzas rusas basadas en Transdniestria, un territorio separatista que ha escapado del control moldavo desde hace casi 30 años. En cambio acogería con gusto a observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).