Loncon aspira a que Constituyente supere diferencias y legue un Chile inclusivo

Santiago (AFP) –

Anuncios

Elisa Loncon, presidenta de la Convención Constitucional chilena y una de las 17 constituyentes de los pueblos originarios, reconoce en entrevista con AFP que la instalación ha sido "compleja" pero confía en que lograrán una carta magna para un país más inclusivo.

Doctora en lingüística, de izquierda aunque sin partido y oriunda de la comunidad mapuche Lefweluan, en la Araucanía chilena, Loncon, de 58 años, dice que la Convención tuvo "una instalación muy compleja".

Admite que hubo errores pero los considera parte de la experiencia inédita que viven tras la instalación el 4 de julio de la Convención, el órgano que más expectativas y confianza despierta hoy en Chile.

Estos primeros días estuvieron marcados por dificultades técnicas y diferencias propias de un grupo de 155 constituyentes desconocidos entre sí, heterogéneos, donde una mayoría de independientes de izquierda tiene una mirada de país que está en las antípodas de la minoría de derecha.

La fractura de una sociedad que se asume clasista se refleja en prematuros juicios categóricos contra la Convención Constitucional, sus miembros y su presidenta.

#photo1

Pero Loncon mantiene la esperanza intacta de que en un año entregarán una nueva constitución que enterrará la heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), considerada base de un Estado ausente que promueve una economía ultraliberal.

- Diferencias -

Pregunta (P): ¿Qué balance hace de este inicio de la Convención Constitucional?

Respuesta (R): "Esta primera semana ha estado llena de múltiples aprendizajes, estamos construyendo algo nuevo y frente a eso nuevo no hay relatos y no hay experiencias para poder instalarlas, sino que las tenemos que construir".

"Hemos tenido una instalación muy compleja, dado a que el gobierno (del presidente Sebastián Piñera), que pertenece a una línea política de derecha, no tiene sus apuestas para este proceso constituyente. Al gobierno de turno no le hubiera gustado nunca iniciar este proceso constituyente (...) no lo digo por la persona sino por los sectores que representa, que fueron los sectores que rechazaron y votaron 'Rechazo' (en la consulta sobre el) cambio de constitución".

#photo2

- Superar la trincheras -

P: Ampliarán la mesa directiva. ¿Habrá representación de todos los sectores, incluida la derecha?

R: "Eso lo va a definir el pleno. Yo soy la presidenta y a mí me interesa que el diálogo se dé, pero que no se dé el diálogo para contravenir al otro, sino con propósitos comunes, con objetivos comunes y objetivos de mejorar la Constitución que limitó los derechos de gran parte del pueblo de Chile".

#photo3

Loncon duda de que a alguno de los 37 constituyentes de derecha le interese integrar la mesa directiva. "No sé cuántas ganas tengan ellos de estar". "Son los que rechazaron cambiar la Constitución, sin embargo ingresaron como convencionales, pero ellos no tienen una claridad, no tienen el planteamiento de hacer los cambios de una nueva constitución, sino mantenerla".

P: ¿Es posible un diálogo en la Convención sin prejuicios de clase o étnicos?

R: "Yo espero que con el tiempo vaya creciendo esta sensibilidad, que las posiciones no se vuelvan dogmáticas, si no que en el proceso de conversación, de diálogo, se trabaje reconociendo la necesidad del otro. Y si un grupo que siempre ha tenido privilegios y esos privilegios significaron vulnerar los derechos de otros, eso es un problema de justicia histórica y se tiene que comprender, creo yo".

P: ¿Puede la coyuntura distraerlos del objetivo de terminar un texto a tiempo?

R: "Tenemos que poder, ese es nuestro mandato, es nuestro objetivo. Tenemos tiempo determinado y tenemos que entregar un producto muy concreto, y hasta la fecha no estamos detenidos, hemos avanzado".

"Hay una condición objetiva real, que podemos instalar los temas por el cual fuimos encomendados, electos por el pueblo para escribir la Constitución. Yo tengo mucha esperanza".

- "El sueño máximo" -

P: ¿Cuál es el legado que la enorgullecería de este proceso?

R: Una Constitución con "derechos sociales para todos los pueblos de Chile, incluyendo las naciones originarias, y garantizar los derechos de la Madre Tierra".

"El futuro de este país plurinacional va a depender de la posibilidad que tenga la sociedad de vivir sin tener que sufrir por falta de derechos sociales, y necesitamos al mismo tiempo una naturaleza libre de explotación, de extractivismo, de contaminación, porque estamos interconectados, estamos interrelacionados. Ese es el sueño máximo".

P: ¿Tiene un referente en el mundo de ese país que sueña?

Como modelo de educación y salud pública piensa en Francia; en temas lingüísticos resalta a España. "Tenemos la experiencia de dónde podemos aprender y le vamos a dar un sentido desde las reivindicaciones de Chile, desde las reivindicaciones de los pueblos", concluyó.