Jefe de los talibanes a favor de un acuerdo "político" en Afganistán a pesar sus victorias militares

Kabul (AFP) –

Anuncios

El líder de los talibanes, Haibatulá Ajundzada, reiteró el domingo que está "decididamente a favor de una solución política" en Afganistán más allá "del avance y las victorias militares" de sus tropas en los dos últimos meses.

"En vez de contar con los extranjeros, resolvamos nuestros problemas entre nosotros y salvemos a la patria de la crisis actual", declaró Haibatulá Ajundzada en ocasión del día musulmán del Eid al Adha (celebración del sacrificio).

"Por nuestra parte, estamos decididos a encontrar una solución a través del diálogo, pero el campo de enfrente sigue perdiendo el tiempo", afirmó Ajundzada en su mensaje.

El anuncio tiene lugar en un momento en que representantes del gobierno afgano y de los talibanes se encuentran reunidos en Doha este fin de semana para una nueva ronda de negociaciones, con el trasfondo de una ofensiva generalizada de los talibanes contra las fuerzas gubernamentales.

Desde principios de mayo, coincidiendo con el inicio de la retirada definitiva de las tropas extranjeras del territorio afgano, las fuerzas insurgentes lanzaron una importante ofensiva militar que caso no encontró resistencia de las fuerzas del gobierno. Esto les permitió conquistar amplias zonas rurales y controlar varios puestos en la frontera con Irán, Turkmenistán, Tayikistán y Pakistán.

Privados del apoyo aéreo estadounidense, el gobierno solo controla las capitales provinciales y las carreteras principales.

- "Educación de las niñas" -

En su mensaje, el jefe de los talibanes explica una serie de compromisos para un futuro "Emirato islámico" en Afganistán. Así se denominaba al régimen talibán que dirigió el país entre 1996 y 2001, y que fue desalojado del poder por la coalición internacional dirigida por Estados Unidos tras los atentados del 11 de septiembre, por su negativa a entregar a Osama bin Laden.

"Deseamos establecer buenas y consistentes relaciones diplomáticas, económicas y políticas (...) con todos los países del mundo, incluido Estados Unidos" y "aseguramos a los países vecinos, a los de la región y a todo el mundo que Afganistán no permitirá a nadie que se amenace su seguridad desde nuestro territorio", dijo Ajundzada.

También habló de la promoción de la alfabetización y aseguró que "el Emirato islámico se esforzará y vigilará sobre todo para que haya un ambiente apropiado a la educación de las niñas, en el marco de la grandiosa ley islámica", a pesar de que bajo su régimen la educación de las niñas y el trabajo asalariado de las mujeres estaba prohibido.

Aunque nunca los hayan reivindicado, se les atribuyen numerosos ataques contra escuelas durante los últimos 20 años.

El jefe de los talibanes aseguró a los periodistas su "compromiso por la libertad de expresión, en los límites de la Sharia (ley musulmana, ndlr) y del interés nacional", y manifestó su deseo de trabajar con las ONG sanitarias internacionales.

Repitió a su vez su promesa de dar seguridad a los diplomáticos, embajadas, consulados, organizaciones humanitarias e inversores extranjeros.

Desde que el año pasado Washington anunció la salida definitiva de las tropas extranjeras de Afganistán (tras un acuerdo con los talibanes), estos intentan dar una imagen de modernidad y moderación, sobre todo de cara al extranjero.