Musulmanes en Indonesia celebran el Eid rezando juntos a pesar del aumento de contagios

Yakarta (AFP) –

Anuncios

Los fieles indonesios se reunieron el martes para rezar en el exterior de las mezquitas con motivo de la celebración más importante para los musulmanes, el Eid al Adha, la celebración del Sacrificio, a pesar de los mensajes de las autoridades para evitar grandes concentraciones por el aumento de contagios de covid-19 en el país.

Las autoridades prohibieron las grandes concentraciones de personas, incluso durante el sacrificio de los corderos, elemento cenral del Eid, y pidieron a los fieles que evitaran reunirse durante el rezo.

Indonesia es el país con la mayor población de religión musulmana.

En Yakarta, y otras muchas zonas del archipiélago indonesio, la mayoría de los fieles respetaron la orden de no ir a la mezquita, pero se concentraron en los alrededores.

#photo1

En la ciudad de Bandung (al sur de Yakarta), los vecinos desplegaron las alfombras de oración delante de sus casas.

El presidente Joko Widodo pidió a sus conciudadanos, en un discurso televisado, que rezaran en sus casas para prevenir contagios en espacios públicos.

#photo2

Este país, de cerca de 270 millones de habitantes, vive un aumento importante de casos desde el final del Ramadán, en mayo, cuando se produjeron millones de desplazamientos de personas.

El lunes se batió el récord de decesos en 24 horas por el coronavirus, 1.388 personas.

Y el número de contagios diarios se sitúa por encima de los 50.000, diez veces más que a principios de junio.

#photo3

Los hospitales de la isla de Java, donde se encuentra la capital, Yakarta, se encuentran desbordados ante este aumento espectacular de los casos, y el país se enfrente a problemas de abastecimiento de oxígeno.

Desde el inicio de la pandemia, Indonesia registró 2,9 millones de casos y cerca de 75.000 muertos. Pero los expertos consideran que, a falta de test y medios de rastreo, el balance de la epidemia en el archipiélago es mucho más grave.