Opositora bielorrusa pide a EEUU sanciones más duras para debilitar a Lukashenko

Washington (AFP) –

Anuncios

Svetlana Tijanóvskaya, exiliada opositora del gobierno de Bielorrusia, pidió el martes a las autoridades estadounidenses sanciones más duras para las empresas de su país con el fin de que se alejen del veterano presidente prorruso Alexander Lukashenko.

Tijanóvskaya, quien dice haber ganado el año pasado las elecciones en las que Lukashenko consiguió su sexto mandato, está de visita en Washington en momentos en los que la administración del presidente demócrata Joe Biden promete aumentar la presión sobre el líder bielorruso, aliado de Moscú.

La opositora sostuvo que, durante una reunión celebrada el lunes con el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, presentó una lista de empresas a las que espera que Washington imponga sanciones.

"Entendemos que sólo los propios bielorrusos pueden llevar al país a los cambios democráticos, pero esperamos la participación activa y no simbólica de Estados Unidos", subrayó Tijanóvskaya en una mesa redonda organizada por la Asociación de Corresponsales del Departamento de Estado.

"El presidente Biden dice que el mundo se debate entre la autocracia y la democracia. Así que la primera línea de esta lucha está en Bielorrusia en este momento. Como campeón de la democracia, Estados Unidos puede ayudar a que se hagan las cosas", explicó.

La opositora indicó que esperaba más sanciones contra las empresas controladas por el Estado en los sectores de la potasa, el petróleo, la madera y el acero.

De ser así, esas empresas se verán obligadas a "entender que Lukashenko se ha acabado" y que "tienen que elegir unirse a un país nuevo y transparente".

También pidió poner fin a las lagunas de las sanciones impuestas por la UE que, según Tijanóvskaya, permiten que los contratos existentes con empresas internacionales sigan adelante.

"La mayoría de las empresas internacionales temen ante todo las sanciones de Estados Unidos e incluso la amenaza de nuevas sanciones --europeas o de Estados Unidos-- puede influir en el comportamiento de Lukashenko", dijo.

El líder bielorruso "se está volviendo más cruel y está aumentando la violencia, pero eso solo muestra su debilidad".

Tijanóvskaya también se reunió el martes con el asesor de seguridad nacional de Biden, Jake Sullivan, así como con miembros del Congreso.

"Estados Unidos, junto a sus socios y aliados, continuará responsabilizando al régimen de Lukashenko por sus acciones, incluso mediante la imposición de sanciones", dijo la Casa Blanca después de las conversaciones.

Sullivan reiteró una demanda por la liberación de todos los presos políticos en Bielorrusia y por "un diálogo político integral y genuino con los líderes de la oposición democrática".

Poco antes, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, había dicho que Blinken tuvo una "muy buena conversación" con Tijanóvskaya, pero se negó a entrar en detalles sobre cualquier discusión relativa a nuevas sanciones.

La opositora huyó a Lituania en momentos en que las fuerzas de seguridad reprimían las protestas.