Dos cómplices de Ghosn renuncian a apelar sus condenas en Japón

Tokio (AFP) –

Anuncios

Las sentencias a penas de cárcel contra dos estadounidenses que ayudaron al expresidente ejecutivo de Renault-Nissan Carlos Ghosn a huir de Japón en 2019 han sido confirmadas dado que renunciaron a su derecho de apelar, informó este jueves a la AFP el tribunal de Tokio.

Hace diez días Michael Taylor, de 60 años, exmiembro de las fuerzas especiales estadounidenses, fue condenado a 24 meses de prisión y su hijo Peter Taylor, de 28, a 20 meses en la cárcel.

Los dos reconocieron haber ayudado a Carlos Ghosn a salir de Japón a finales de diciembre de 2019, escondido en una gran caja de material de audio para evitar los controles en el aeropuerto.

Ghosn se encontraba entonces en libertad bajo fianza en Tokio, con la prohibición de salir de Japón, a la espera de un juicio por presunta malversación financiera cuando dirigía Nissan.

"Las condenas fueron confirmadas" el miércoles, declaró a la AFP una portavoz del tribunal de Tokio sobre el juicio de los Taylor.

Los dos estadounidenses y la fiscalía renunciaron a su derecho a apelar dentro de un plazo de 14 días desde la sentencia emitida el 19 de julio, informó la agencia de prensa japonesa Kyodo.

Durante el juicio Michael y Peter Taylor se disculparon y dijeron que se arrepentían de sus actos.

Otro presunto cómplice, un hombre de origen libanés llamado George-Antoine Zayek, se halla en paradero desconocido y bajo una orden de búsqueda.

Ghosn, con nacionalidad francesa, libanesa y brasileña, estableció su residencia permanente en Líbano desde su huida y por lo tanto se encuentra fuera del alcance de la justicia japonesa. Líbano no extradita a sus nacionales.

El exdirectivo es blanco de varias investigaciones judiciales abiertas en Francia.