Libano/Palestinos

Un paso adelante pero limitado para los refugiados palestinos en Líbano

Manifestación en un campo de refugiados palestinos en Líbano.
Manifestación en un campo de refugiados palestinos en Líbano. REUTERS/ALI HASHISHO

El Parlamento libanés ha aprobado este martes una ley que autoriza trabajar en todo tipo de oficios a los 400 mil refugiados palestinos que residen en el país y que eran víctimas hasta la fecha de una flagrante discriminación. Todas las organizaciones de defensa de los derechos humanos habían denunciado en el pasado, sin éxito, esa discriminación de que es víctima la comunidad palestina, al no tener acceso libre al mercado del trabajo, ni a la educación ni a la vivienda.

Anuncios

El movimiento islámico Hamas ha hecho un llamamiento a mejorar las condiciones de vida de la comunidad palestina en el Líbano, 400 mil personas que viven en doce campos oficiales de refugiados. En espera de que se les reconozca un día el derecho a una vivienda como a cualquier ciudadano libanés, los refugiados palestinos podrán a partir de ahora ejercer todos los oficios, lo que permitirá combatir el desempleo y mejorar sus salarios.

La propuesta de ley ha sido presentada por el grupo parlamentario del dirigente druso Walid Joumblat, con el apoyo del Hezbollah o movimiento chiíta libanés y contemplaba el permiso de trabajo en todas las profesiones, pero también el acceso a la propiedad, y el derecho a la seguridad social para todos los palestinos en el Líbano. Una fuerte polémica ha enfrentado en el parlamento a los grupos parlamentarios cristianos y musulmanes.

Un paso importante pero limitado acaba de darse en Beirut, en el reconocimiento de los derechos humanos de esa comunidad palestina, mantenida al margen de la sociedad libanesa. Esa imposibilidad de acceder libremente al mercado del trabajo, ha traído consigo elevados índices de desempleo, una miseria creciente y la imposibilidad de acceder a la educación, a los servicios sociales y a la vivienda.

En los campos de refugiados en Líbano, los palestinos no están autorizados a mejorar o modificar sus hogares. La justicia libanesa ha perseguido incluso a refugiados que han querido mejorar sus viviendas construyendo una pared en cemento. Las restricciones de acceso a la propiedad siguen en vigor para esa comunidad palestina histórica víctima de un conflicto regional, en el que unos y otros le niegan su derecho a existir, sea en el marco de un Estado palestino, sea en esa diáspora fragmentada en los países árabes y víctima de la mas evidente discriminación.

Los derechos políticos y sociales de la comunidad palestina no han sido aún reconocidos de manera clara y total, pero esta ley aprobada hoy por el parlamento libanés es en todo caso un primer paso hacia el respeto de los derechos humanos en esa comunidad que se instaló en Líbano tras la creación del Estado de Israel en 1948 y cuyos derechos laborales y sociales han sido negados de manera sistemática hasta la fecha.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas