ISRAEL/PALESTINA

Israelíes y palestinos pueden retomar las conversaciones de paz en septiembre

Hillary Clinton ha gestionado que Mahmoud Abbas (izquierda) y Benyamin Netanyahu se sienten a la mesa de negociaciones
Hillary Clinton ha gestionado que Mahmoud Abbas (izquierda) y Benyamin Netanyahu se sienten a la mesa de negociaciones ©Reuters

EEUU, Rusia, la UE y la ONU presionan a las partes para que acepten la mediación de Obama. Hillary Clinton anuncia este viernes que se retomarán los contactos directos. “Estamos muy, muy cerca del acuerdo para reiniciar el diálogo”, ha deslizado el departamento de Estado norteamericano. Las conversaciones llevan suspendidas desde hace casi dos años.

Anuncios

En las próximas horas se puede hacer oficial: israelíes y palestinos retomarán las conversaciones de paz directas en septiembre después de casi dos años en suspenso, concretamente desde diciembre de 2008. El acuerdo entre las partes es próximo, según ha confirmado a la prensa el portavoz del Departamento de Estado, Philip J.Crowley: “Estamos muy, muy cerca” de conseguirlo, ha asegurado.

El conocido como el Cuarteto – el bloque diplomático formado por Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y la ONU para mediar en el conflicto- invitará al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu y a su homólogo de la Autoridad Palestina (AP), Mahmud Abbas, a sentarse a la mesa de negociaciones con un mediador de excepción: el presidente estadounidense, Barack Obama.

El calendario de encuentros se extenderá con un horizonte temporal de un año, según informa el diario estadounidense The New York Times. Éste es un punto clave para que Abbas tenga un margen amplio de maniobra para solicitarle al comité central de Al Fatah, el partido que controla la Autoridad Palestina, que le dé luz verde al inicio de las conversaciones.

Así, es de esperar que este mismo viernes, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, comparezca para informar del acuerdo de negociaciones este mismo viernes. Desbloquear la situación en Oriente Próximo ha sido una de las prioridades del presidente Obama en su agenda internacional, én ese espacio que le queda más allá de las guerras de Irak y Afganistán. Más que un objetivo político, ha sido una obsesión personal. y le ha llegado una primera victoria.

Pero quien se está encargando personalmente de mover la agotadora maquinaria diplomática para colocar una mesa y dos sillas a Netanhayu y Abbas, ha sido Hillary Clinton. En los últimos días ha gestionado con el ministro de Exteriores jordano, Nasser Judeh y con Tony Blair, el representante oficial del Cuarteto, los pormenores del acuerdo, aún desconocidos.

Pero también se han producido encuentros al máximo nivel para retirar del camino los obstáculos diplomáticos que habían enquista no ya un posible acuerdo, sino cualquier intento de aproximación. El propio Obama se ha encontrado por separado con Netanyahu y Abbas en las últimas semanas, explica New York Times, para tranquilizar a ambas partes sobre los puntos que les inquietan.

Esos puntos son fundamentalmente el bloque a Gaza, los asentamientos de colonos en territorios palestinos y el origen de todo: las discrepancias a la hora de definir las líneas fronterizas que deben separar a los dos territorios.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas