Irak

Al menos 52 muertos en el asalto a una iglesia de Bagdad

Un policía parado junto a la catedral Nuestra Señora del Perpetuo Socorro.
Un policía parado junto a la catedral Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Reuters / Mohammed Ameen

Una toma de rehenes en una catedral situada en el centro de la capital iraquí culmina con medio centenar de muertos y decenas de heridos tras el asalto de las fuerzas de seguridad. Los terroristas exigían la liberación de prisioneros Irak y Egipto. El ataque fue reivindicado por una rama de Al Qaida.  

Anuncios

Al menos 52 policías y rehenes murieron y 67 personas resultaron heridas el domingo tras el asalto dado por las fuerzas de seguridad en una iglesia del centro de Bagdad tomada por miembros de Al Qaida, informó Hussein Kamal, viceministro de Interior iraquí. El balance no incluye a los terroristas que murieron durante la operación. 

La toma de rehenes ocurrió el domingo por la noche, al inicio de una misa en la catedral siríaca católica Sayida An Nayá (Nuestra Señora del Perpetuo Socorro), cuando un grupo de hombres armados irrumpió con explosivos.

Los terroristas, que poco antes habían atacado la Bolsa de la capital, se enfrentaron con las fuerzas de seguridad iraquíes apoyadas por tropas norteamericanas.

La mayoría de los rehenes murieron o fueron heridos por los atacantes cuando éstos accionaron los explosivos que llevaban consigo, indicó el ministro de Defensa iraquí, Abdel Qader Mohamed Yasem.

El funcionario añadió que los atacantes exigían la liberación de prisioneros en Irak y Egipto.

El ataque fue reivindicado por Al-Qaida, el Estado Islámico de Irak (EII), que dio 48 horas a la Iglesia copta de Egipto para liberar a los musulmanas "prisioneras en los monasterios" de ese país, según el centro estadounidense de vigilancia de sitios islamistas (SITE).

"Un grupo de muyaidines (combatientes) encolerizados entre los fieles de Alá lanzó un ataque contra una guarida obscena de la idolatría que es siempre usada por los cristianos de Irak como cuartel general del combate contra el islam y del apoyo a los que combates a esta religión", indica el comunicado.

El EII no especifica la fecha ni el lugar de la operación, pero afirma que fue realizada "para ayudar a nuestras pobres hermanas musulmanas cautivas en el país musulmán de Egipto".

La exigencia del grupo terrorista parece estar vinculada al caso Camelia Shahata, que desató una polémica en Egipto. El rumor, ya desmentido, hablaba de una cristiana supuestamente convertida al Islam y retenida en un monasterio.

Según el padre dominico Yousif Thomas Mirkis, la “operación fue preparada desde hace tiempo, vistas las armas y las municiones que fueron encontradas en la catedral. Lleva tiempo introducirlas”.

“Está claro que todos los miembros de mi comunidad van a dejar Irak”, lamentó Pios Kasha, vicario episcopal de las iglesias siríacas católicas, que tras visitar la catedral aseguró que se trataba de “una verdadera carnicería”.

“Es una situación muy triste que confirma la situación en que viven los cristianos en este país”, comentó el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

Según la Iglesia, en 1980 sus fieles representaban 2,89% (378.000) de la población. En 2008, esta cifra cayó a 0,94 (301.000).

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas