Egipto

Morsi desafía el ultimátum del Ejército

Detractores del presidente Morsi, el 3 de julio de 2013 en la plazaTahrir de El Cairo.
Detractores del presidente Morsi, el 3 de julio de 2013 en la plazaTahrir de El Cairo. REUTERS/Mohamed Abd El Ghany
Texto por: RFI
3 min

El presidente egipcio declaró estar dispuesto a “dar la vida” para preservar su “legitimidad”, rechazando el plazo dado por los militares para que abandone su cargo a las 17hs (hora local) del miércoles tras otra noche de enfrentamientos, que dejaron al menos 20 muertos. La oposición designó a Mohamed El Baradei como su representante durante la transición política.

Anuncios

La crisis política que sacude Egipto parece tomar definitivamente el camino de la violencia. Elegido un año atrás, el presidente Mohamed Morsi prometió en un discurso en la noche del martes “dar la vida” para preservar la “legitimidad” que ganó en las urnas.

A través de Twitter, Morsi rechazó el ultimátum fijado por el Ejército para dejar el poder antes de este miércoles a las 17hs (hora local) y aplicar "una hoja de ruta" para resolver la crisis en caso de negativa.

Durante la noche, el Ejército declaró por su parte en un comunicado que estaba dispuesto a ofrecer su sangre para Egipto y su pueblo, luchando contra los terroristas, los extremistas y los desequilibrados.

Entretanto, más de 20 personas murieron durante choques entre islamistas y opositores, que se enfrentaron con pistolas y armas blancas en El Cairo.

Las declaraciones de Morsi llegan tras haberse reunido el martes durante todo el día con Abdel Fatah Al Sisi, el ministro de Defensa y jefe del ejército que se perfila como el nuevo hombre fuerte frente al presidente.

Por su parte, el opositor movimiento Tamarod ('rebelión' en árabe), que el domingo movilizó a millones de personas contra el presidente, acusó a Mursi tras su discurso de proferir "amenazas contra el pueblo".

Aunque anunciaron que se oponen a un golpe de Estado, los opositores apoyan el ultimátum del Ejército -ambos coinciden en las críticas de autoritarismo, de islamizar la sociedad y de su mala gestión económica tras un año en el poder.

El martes, la oposición designó al exdirector de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Mohamed El Baradei, como su representante durante la transición política.

Por lo pronto, Morsi debe hacer frente además al desmembramiento de su gobierno. Desde el lunes, cinco ministros de su gobierno, incluyendo el de Relaciones Exteriores y su propio portavoz, presentaron su renuncia.

A esto se sumó otro revés: la justicia egipcia ordenó el martes la reintegración del fiscal general Abdel Meguid Mahmud, nombrado en la época del expresidente Hosni
Mubarak y destituido por el actual presidente.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas