Saltar al contenido principal
Oriente Medio

Las mujeres guerreras de Bashar al Asad

Un miembro del batallón sirio integrado sólo por mujeres en los suburbios de Damasco, el 19 de marzo de 2015.
Un miembro del batallón sirio integrado sólo por mujeres en los suburbios de Damasco, el 19 de marzo de 2015. ©Reuters.
3 min

Integrada por 800 mujeres soldado que han recibido entrenamiento militar y combaten contra los bastiones rebeldes en la región de Damasco, la brigada comando femenino opera bajo control de las fuerzas de Al Asad en un momento en el que el presidente sirio estima que su país, Irán y Rusia tienen "la misma visión" sobre la guerra que desangra a Siria desde hace cuatro años.

Anuncios

Por Paloma Martínez

El presidente de Siria, Bashar al Asad, ha afirmado que está "dispuesto" a iniciar un diálogo con Estados Unidos, pero por el momento no hay comunicación directa sobre un acercamiento político estadounidense al conflicto sirio. Asad ha justificado el interés manifiesto de rusos e iraníes por su país: "quieren (para Siria) la estabilidad y una solución política (...) Siria e Irán y Rusia tienen la misma visión sobre este conflicto", ha indicado sin aportar más detalles.

Al Asad se ha mostrado favorable a una mayor presencia militar rusa en sus puertos, según la agencia oficial siria Sana. Mientras tanto, todo el frente este y sureste de Damasco cuenta con 800 soldados para combatir a los bastiones rebeldes del triángulo Jobar-Zamalka-Ain Tarma, tres zonas del este de la capital. La particularidad de esta brigada creada hace cerca de dos años es que es una unidad de élite formada por mujeres.

La brigada de los comandos femeninos en Siria es la única unidad de mujeres soldado combatientes. No fue creada para paliar las importantes pérdidas del Ejército desde el inicio de la revuelta, niega su jefe. Sino que paradójicamente, es una decisión del presidente Bashar al Asad para “promover el papel de las mujeres sirias y mostrar que son capaces de tener éxito en todos los ámbitos", y es un hombre, el comandante Alí, quien está al mando.

Alemania, Australia, Canadá, Corea del Sur, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Israel, Nueva Zelanda, Polonia, Rumanía, Suecia o Estados Unidos son algunos de los países que autorizan a las militares a combatir, según el Instituto de Estudios Estratégicos norteamericanos y el ministerio de Defensa británico. En 1985, Noruega fue el primer país de la OTAN en permitir a sus mujeres participar en todas las misiones. A mediados de los noventa, Israel aprobó que las militares pudieran estar en primera línea, aunque su ejército cuenta con mujeres desde su constitución como Estado en 1948. En este país el servicio militar es obligatorio tanto para hombres como para mujeres y actualmente, el 3% de los soldados israelíes de combate son mujeres.

Las guerreras de Bachar al Asad participan en la sangrienta guerra civil siria, han recibido entrenamiento militar y según el Gobierno realizan operaciones ofensivas. Su reclutamiento se hace a través de anuncios y según el comandante Alí, firmaron un contrato de diez años. Mientras maniobra un tanque que pesa 43 toneladas con otras dos compañeras, una joven de 19 años cuenta que son varias las que han aprendido a utilizarlo: "fue muy difícil, pero nosotras lo conseguimos", se enorgullece.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.