Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

Turquía entra a la lucha contra el grupo Estado Islámico

Audio 04:33
Un avion de transporte militar turco A400M en la base militar de Incirlik en el sur. Turquía autorizó a los Estados Unidos la utilización de esta base para bombardear al EI. REUTERS/Murad Sezer
Un avion de transporte militar turco A400M en la base militar de Incirlik en el sur. Turquía autorizó a los Estados Unidos la utilización de esta base para bombardear al EI. REUTERS/Murad Sezer
Por: Carlos Herranz
8 min

Turquía se ha unido de facto a la coalición liderada por Estados Unidos contra el grupo Estado Islámico, tras meses de críticas internacionales hacia sus políticas ambiguas respecto al yihadismo. Dos expertos en Medio Oriente nos ayudan a entender las claves de este cambio.

Anuncios

Turquía ha realizado los primeros bombardeos contra posiciones del grupo Estado Islámico en Siria y ha efectuado varias redadas simultáneas con 5000 agentes movilizados contra organizaciones armadas en varias provincias del país. Las autoridades turcas tratan de limitar la escalada de violencia que vive el país desde el atentado suicida que produjo más de 30 muertos el lunes pasado en la localidad de Suruç, fronteriza con Siria. Un cambio "significativo" según fuentes militares estadounidenses. Pero, ¿A qué se debe?

“Estamos ante un cambio claro de la posición de Turquía. que es miembro de la Otan. Se trata de una decisión concertada con Washington. Pero Turquía interviene también con el objetivo real de solucionar la cuestión de los Kurdos ya que se ha hablado de un estado kurdo. Si se lograra, Turquía se vería amputada de gran parte de su territorio. Ankara quiere protegerse de esto", analiza Francisco Veiga es doctor en Historia y experto en Eurasia de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Hasta ahora, el Gobierno turco se había resistido a dar este paso para evitar verse implicada en la lucha contra los yihadistas. El "pacto de no agresión" entre Turquía y el Estado Islámico había sido cuestionado por gran parte de la comunidad internacional. ¿Qué razones han permitido este cambio?

“Es claro que el cambio de Turquía se debe en parte a la presión que ha ejercido el gobierno estadounidense. Pero además el estado turco ha creado un monstruo permitiendo que crezca en un país vecino. El Estado islámico tiene redes dentro de Turquía. La gran parte de los yihadistas que vienen de Europa pasan por Turquía era lógico esperar que en algún momento los terroristas atacaran en el país”, explica Horacio Calderón, experto en Medio Oriente y terrorismo internacional.

Política interna, repercusiones regionales

Para el doctor Francisco Veiga, hay además que buscar algunas claves de política interna en el país para entender este cambio: “Hay que observar con cuidado la situación interna del país. La AKP, el partido islamoconservador de Recep Tayyip Erdogan, ya no tiene la mayoría absoluta en el parlamento tras 13 años de dominio [y el partido kurdo tiene 80 diputados desde las legislativas de junio]. Con esta ofensiva, el gobierno está tratando posicionarse como el único garante de la integridad nacional. Por otro lado, se revaloriza a nivel internacional”

La oposición turca ha acusado en varias ocasiones a las fuerzas de seguridad de connivencia con los yihadistas, que se han aprovechado de una porosa frontera tras años de políticas ambiguas que han llevado al país a una crisis regional con posiciones "previsibles".

Ahora, el corto y medio plazo determinarán el grado de violencia que vive el país tras el grave atentado del pasado lunes y si su nueva estrategia logra contrarrestarla.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.