Saltar al contenido principal
Turquía / Irak

Cerrado bombardeo turco contra el PKK en el norte de Irak

Un miembro del PKK frente a un cráter dejado por un bombardeo turco, Qandil, norte de Irak
Un miembro del PKK frente a un cráter dejado por un bombardeo turco, Qandil, norte de Irak AFP PHOTO / SAFIN HAMED
Texto por: RFI
3 min

El poder turco afirmó que los bombardeos ininterrumpidos a las posiciones del PKK en el norte de Irak, durante una semana, habían infligido daños severos a la guerrilla. Uno de los objetivos de Ankara es obtener de las autoridades irakíes que exijan el desmantelamiento de las bases del PKK.

Anuncios

Desde el inicio de esta operación, el 24 de julio, han muerto 260 miembros del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) y 400 han resultado heridos. Además, la logística de la guerrilla, incluyendo las grutas donde se refugian los combatientes kurdos, está en la mirilla de los F16 turcos. En esta región del norte del Irak, donde desde hace años se atrinchera la guerrilla, la aviación turca ha destruido alrededor de 150 blancos, según la agencia oficial Anatolia. El gobierno anunció que no suspenderá los ataques y que los continuará “el tiempo que sea necesario”.

Anatolia anunció que Nurettin Demirtas, hermano del líder del partido prokurdo HDP, Selahattin Demirtas, fue herido durante estos bombardeos. El gobierno de Erdogan denuncia constantemente la connivencia entre las dos organizaciones y para Ankara la presencia de Nurettin Demirtas en la guerrilla confirma esta acusación.

Sin embargo, el dirigente del HDP declaró que su hermano ya no está en Irak, que “combate al grupo Estado Islámico en nombre del pueblo”, sin dar más detalles.

El PKK debe partir de Irak

A fin de evitar que los ataques de la aviación turca hagan más estragos en la población civil, el presidente de la región autónoma del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, exigió a la guerrilla kurda del PKK que abandone el territorio de Irak. Los heridos civiles reportados lo han conducido a adoptar esta decisión, que complace a Turquía: “El PKK debe alejar su campo de batalla de la región del Kurdistán iraquí para que los civiles no se conviertan en las víctimas de esta guerra”, afirmó Barzani en un comunicado.

Masud Barzani exhortó igualmente en el documento al PKK y al poder turco a reanudar el proceso de paz. Uno de sus consejeros, Kifah Mahmud, consideró en declaraciones a la Agencia France Press que « Turquía no bombardeará a los civiles si el PKK no tiene bases en la región”.

El atentado yihadista de Suruç, en el sudeste de Turquía, el 20 de julio, que ocasionó la muerte de 32 jóvenes militantes kurdos, desencadenó este nuevo ciclo de violencia, interrumpiendo la tregua vigente desde 2013. El PKK reprocha a las autoridades turcas de no haber protegido a la población local.

Desde ese entonces, los enfrentamientos de la guerrilla kurda con el ejército turco han causado la muerte de aproximadamente quince soldados. Este sábado, un militar turco murió en la explosión de una mina en la región de Kars, en el noreste. Asímismo, se han reportado nuevas incursiones kurdas en puestos de policía turcos y sabotajes en la línea férrea entre Turquía e Irán.

Niños juegan con un fragmento de bomba, lanzada por un avión militar turco en el norte de Irak.
Niños juegan con un fragmento de bomba, lanzada por un avión militar turco en el norte de Irak. REUTERS/Ari Jalal

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.