Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

¿Por qué Turquía vuelve a atacar a los kurdos?

Audio 04:49
Miembros del PKK examinan una zona bombardeada por el ejército turco, en el norte de Irak, el pasado 29 julio de 2015.
Miembros del PKK examinan una zona bombardeada por el ejército turco, en el norte de Irak, el pasado 29 julio de 2015. AFP PHOTO / SAFIN HAMED
Por: Raphael Morán
8 min

El atentado suicida que tuvo lugar el pasado 20 de julio en el sur de Turquía, atribuido al grupo Estado Islámico, fue el detonante para una doble ofensiva militar: el gobierno de Ankara lucha ahora contra los yihadistas y reanudó los bombardeos contra la guerrilla kurda del PKK en Siria e Irak. ¿Cómo explicar este doble juego de Turquía?

Anuncios

El ataque en Suruç que causó la muerte de 32 personas, en mayoría jóvenes militantes prokurdos, fue el punto de partida de varias manifestaciones reprimidas, en las que se acusó al gobierno turco de indiferencia. Algunos hablan de complicidad, hacia los yihadistas de Daesh establecidos en la vecina Siria.

A modo de venganza, la guerrilla kurda del Partido de los Trabajadores de Kurdistán, el PKK, reivindicó el asesinato de dos policías turcos. Cuatro días después, Ankara anunció que se unía a la coalición internacional contra los yihadistas del grupo Estado Islámico y unos aviones caza F16 bombardearon posiciones yihadistas en Siria, poniendo fin a meses de pasividad ante Daesh.

Sin embargo, el ejército turco también ataca desde hace dos semanas a las posiciones de la guerrilla separatista kurda basada del otro lado de la frontera, en Irak. Adrian Mac Liman, analista político especialista del mundo mediterráneo, estima que Turquía tiene como prioridad militar reprimir a los kurdos, y que busca “por un lado deshacerse de lo poco que quedaba de este acuerdo de tregua con el PKK, y por otro lado intentar complacer al aliado norteamericano ofreciéndole sus bases para los bombardeos contra el Estado Islámico y utilizando su fuerza aérea para algunos bombardeos”.

Interrogado por RFI sobre las actuaciones de Turquía, el embajador de Turquía en Francia, Hakki Halil, contestó: "¿Cuántos muertos ha habido con los ataques terroristas del Estado Islámico? No lo sé, pero no debe rebasar una decena, sobre todo en los países occidentales. Los turcos han perdido más de 30.000 conciudadanos a causa de los ataques del PKK. Entonces es legítimo que Turquía se defienda contra el PKK y envíe su aviación contra las posiciones del PKK. No hay que ver la lucha contra el PKK como algo nuevo".

Además de la muerte de 260 combatientes kurdos, hay que sumar 1.300 detenciones de rebeldes del PKK y de partidos de izquierda. A finales de julio, la justicia turca abrió también una investigación contra Selahattin Demirtas, carismático líder del HDP, partido prokurdo, y opositor número uno al presidente islamista Erdogan. Demirtas denuncia un juicio político y considera que Erdogan quiere castigar el partido kurdo que irrumpió de manera sorpresiva en las últimas elecciones, privando así al partido islamista de la mayoría absoluta.

Según Adrian Mac Liman, “hay un operativo de represión política dentro de lo que es el territorio turco: aparte de los presuntos militantes del PKK y sus simpatizantes, hay una serie de detenciones masivas de elementos de izquierda y hay una ofensiva diplomática por parte del gobierno para pedir la suspensión de la inmunidad parlamentaria de los diputados kurdos” por su supuesto apoyo a la guerrilla del PKK.

Algunos sospechan que Erdogan lo está intentando todo para debilitar el partido prokurdo antes de posibles elecciones anticipadas si no se llega a un acuerdo para un gobierno de coalición.

Entrevistados: Adrian Mac Liman, analista político especialista del mundo mediterráneo, y Hakki Halil, embajador de Turquía en Francia entrevistado por RFI.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.