Saltar al contenido principal
IRAK / ESTADO ISLAMICO

Confusión sobre la situación en Ramadi

En Irak, fuerzas antiterroristas regulares desplegadas en el barrio de Hoz en el centro de Ramadi, este 27 de diciembre de 2015.
En Irak, fuerzas antiterroristas regulares desplegadas en el barrio de Hoz en el centro de Ramadi, este 27 de diciembre de 2015. AFP PHOTO / AHMAD AL-RUBAYE
Texto por: RFI
3 min

Los últimos combatientes del grupo Estado Islámico abandonaron un complejo gubernamental estratégico de la ciudad de Ramadi, afirmaron este domingo las tropas regulares iraquíes, dejando entrever una victoria importante contra los yihadistas. Pero según la corresponsal de RFI en la región, el ejército de Bagdad aún estaría a un kilómetro de dicho complejo.

Anuncios

La situación en Ramadi, gran ciudad al oeste de Bagdad en Irak, es confusa. "Todos los combatientes de Dáesh, acrónimo árabe del grupo yihadista Estado Islámico (EI), se han marchado. No hay resistencia", declaró a la AFP el portavoz de las fuerzas iraquíes, Sabah al Numan, precisando que la zona aún debía ser despejada de minas y trampas explosivas colocadas por el EI en su huida.

Este éxito "es el resultado de meses de trabajo del ejército iraquí, de los servicios de lucha antiterrorista, de la Fuerza aérea iraquí, las policías locales y federales, así como de todos los combatientes tribales, todos apoyados por más de 600 ataques aéreos de la coalición desde julio" pasado, subrayó por su parte el portavoz de la coalición internacional contra el EI liderada por Estados Unidos, Steve Warren.

Sin embargo, según la corresponsal de RFI en la región, Angélique Ferrat, el ejército de Bagdad en realidad aún se encontraría a un kilómetro del estratégico complejo gubernamental. "Las fuerzas iraquíes han avanzado al interior de Ramadi" pero "su progresión es difícil por los kamikazes, los francotiradores y las bombas que el grupo Estado Islámico ha colocado en todos los pasajes e inmuebles", cuenta Ferrat desde Jordania. De acuerdo con sus informaciones, un 50% de la ciudad estaría todavía entre las manos de los yihadistas.

Civiles como escudos humanos

La ofensiva de las fuerzas de élite antiterroristas y las tropas, respaldadas por bombardeos del ejército iraquí y de la coalición internacional, se inició hace seis días, el pasado martes 22 de diciembre, en Ramadi, caída en manos del EI en mayo pasado. "Los intensos combates han dejado numerosas víctimas, entre ellas civiles", reporta la corresponsal de RFI.

"Estamos tristes por los civiles porque son rehenes de la organización Estado Islámico en Ramadi" dijo a RFI Liqaa Wuardi, diputada por la región de Al Anbar donde está ubicada la urbe. Carecen de comida, de agua y de medicamentos y, según varios testimonios, están siendo utilizados como escudos humanos por combatientes del grupo yihadista en su huida.

Situada a unos 100 kilómetros al oeste de Bagdad, Ramadi es la capital de Al Anbar, la mayor provincia de Irak, y comparte frontera con Siria, Jordania y Arabia Saudita. Una victoria rotunda de las tropas regulares iraquíes en esa ciudad permitiría lavar la denostada imagen del ejército iraquí, que ha recibido duras críticas tras perder amplias franjas de territorio ante los yihadistas en junio de 2014.

Con AFP.-
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.