Turquía/Siria

Tanques turcos penetran en Siria

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan (archivo)
El presidente turco Recep Tayyip Erdogan (archivo) AFP

Una decena de tanques turcos penetraron en territorio sirio y comenzaron a disparar contra posiciones del grupo Estado Islámico (EI) en la localidad siria de Jarablos. El objetivo de la operación es combatir a ese grupo yihadista y a las milicias kurdas. La operación coincide con la visita de Biden.

Anuncios

La operación turca en Siria tiene como blanco al grupo yihadista Estado Islámico (EI) y a las milicias kurdas y su objetivo es “poner fin” a los problemas en la frontera turca, declaró este miércoles en Ankara el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

El ejército turco, respaldado por la coalición internacional antiyihadista, lanzó antes de la madrugada la operación “Escudo del Éufrates” con aviones de combate y fuerzas especiales para expulsar a los combatientes del grupo EI de Jarablos, una localidad fronteriza con Turquía.

“Las fuerzas armadas turcas y las fuerzas aéreas de la coalición internacional lanzaron una operación militar que apunta a limpiar el distrito de Jarablos, en la provincia de Alepo, de la organización terrorista Dáesh” (acrónimo en árabe de Estado Islámico), dijo un comunicado del gobierno turco.

El canal de televisión NTV anunció que un pequeño destacamento de fuerzas especiales turcas había penetrado en territorio sirio, a unos kilómetros de la frontera, para despejar el terreno en vistas a una incursión militar que sería inminente.

Aviones F-16 turcos bombardearon sitios yihadistas en Jarablus, por primera vez desde noviembre de 2015, cuando cazas turcos derribaron un avión de combate ruso en la frontera turco-siria, agregó NTV.

Jarablos es el último pasaje controlado por el Estado Islámico en la frontera turco-siria.

Visita de Biden

El anuncio del operativo turco coincide con la visita prevista este miércoles del vicepresidente estadounidense Joe Biden, quien se entrevistará en Ankara con el primer ministro turco Binali Yildirim y luego con el presidente Racep Teyyip Erdogan.

La situación en Siria y el asunto de la extradición del predicador islamista Fethullah Gülen exiliado en Estados Unidos, acusado por Turquía de haber planeado el fallido golpe de estado, serán los principales temas de la visita de Biden.

La operación militar turca comenzó a las 04H00 locales (01H00 GMT) y apunta a “reforzar la seguridad en la frontera y a preservar la integridad territorial de Siria”, afirmó la agencia de prensa progubernamental Anadolu. En la noche del martes, Turquía había afirmado que iba a apoyar una operación para expulsar al Estado Islámicod de Jarablos en reacción de disparos de morteros y cohetes provenientes de territorio sirio.

Los proyectiles habían caído en Karkamis y la ciudad fronteriza de Kilis, ambas en el sureste de Turquía.

La artillería turca replicó desde territorio turco bombardeando las posiciones yihadistas en Jarablos.

“No queremos a Dáesh en Irak ni en Siria. Aportaremos todo tipo de apoyo a la operación de Jarablos”, había declarado previamente el ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, en conferencia de prensa.

Simultáneamente, centenares de rebeldes sirios apoyados por Ankara preparaban la ofensiva, según fuentes insurgentes citadas por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El gobierno turco quiere impedir que Jarablos caiga en manos de las milicias kurdas y al mismo tiempo “abrir un corredor para los rebeldes moderados”, subrayó un responsable turco.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas