Jordania

El regreso de los Hermanos Musulmanes al Parlamento

Campaña electoral en Madaba, cerca de Ammán, Jordania, el 19 de septiembre de 2016.
Campaña electoral en Madaba, cerca de Ammán, Jordania, el 19 de septiembre de 2016. REUTERS/Muhammad Hamed

Los jordanos renuevan su Parlamento este miércoles en una elección que permite el regreso de la cofradía islamista de los Hermanos Musulmanes, principal fuerza opositora.

Anuncios

No se espera un gran cambio en Jordania. La principal preocupación es la participación. Los jordanos no han mostrado demasiado interés por las legislativas. La nueva ley electoral es complicada en un país donde el modo de escrutinio cambia con cada elección.

Las autoridades han asegurado que el escrutinio permitiría a los partidos políticos, incluso a los más pequeños, proponer su programa e ingresar en el Parlamento. Pero a fin de cuentas, se ven muchos rostros ya conocidos con compañeros “testimoniales” sin que haya un verdadero programa. El argumento que prevalece es “soy de tal tribu”, de “tal familia” o “fui diputado”.

De modo que las elecciones no cambiarán el rostro del Parlamento jordano. Pero la campaña electoral ha visto nacer nuevas prácticas políticas. Tradicionalmente, cada electora vota por el candidato de su comunidad o de su tribu. Con este escrutinio por lista, se ha visto a jordanos de diferentes comunidades, o con ideas diferentes, formas listas conjuntas, lo que representa una novedad.

Es el caso de los Hermanos Musulmanes, que han formado bajo el nombre de al-Islah (“Alianza Nacional por la Reforma”) listas con cristianos, baasistas, en incluso con militares retirados. Los hermanos musulmanes protagonizan su gran retorno, ya que deberían conseguir escaños. Algunos hablan incluso de unos veinte de un total de 130 legisladores en juego.

Esto supone que habrá un verdadero grupo opositor en el Parlamento. Pero como los Hermanos Musulmanes son la única verdadera fuerza de oposición o casi en el país, se descuenta que la próxima cámara será mayoritariamente favorable al régimen. El regreso de la cofradía es, para las autoridades, una manera de controlar una oposición sistemática y, para los Hermanos Musulmanes, una modo de salir de la impasse tras la “Primavera Árabe”.

Desde la caída del presidente de la cofradía Mohamed Morsi en Egipto, el movimiento en Jordania se fragmentó. Dos años de manifestaciones y de boicot de las elecciones no dieron resultados.

Entretanto, cabe destacar la aparición de una lista “Juntos”, que propone un proyecto de estado laico y que reúne a ex comunistas y notables alrededor de esta consigna.
 

En base a un informe de Angélique Férat, corresponsal de RFI en Ammán

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas