Irak

Mosul, masacre de civiles por ataques aéreos de la Coalición

Policías iraquíes se ponen a cubierto durante un enfrentamiento con miembros del autodenominado Estado Islámico en la estación de trenes de Mosul, Irak. 18 marzo 2017
Policías iraquíes se ponen a cubierto durante un enfrentamiento con miembros del autodenominado Estado Islámico en la estación de trenes de Mosul, Irak. 18 marzo 2017 Reuters/路透社

Estados Unidos confirmó que investiga informes sobre la posible muerte de hasta 200 civiles provocados por ataques aéreos de la coalición militar que Washington encabeza. El Ministro del interior reporta por su parte 200 000 desplazados.

Anuncios

La lucha en Mosul por desalojar a los yihadistas del grupo terrorista autodenominado Estado Islámico (EI) volvió a dar un giro dramático. La colación militar internacional conducida por Estados Unidos podría ser responsable de la muerte de hasta 200 civiles, residentes todos del oeste de la ciudad iraquí, que habrían sido asesinados estos últimos por los ataques aéreos de la coalición. El gobernador de la provincia de Ninive, Nawafal Hammadi, habla de más de 130 muertos.

Los periódicos The Guardian, de Gran Bretaña y el New York Times, de Estados Unidos, son los que sacaron a la luz el caso que, de confirmarse, sería la matanza de civiles iraquíes más importante provocada por los bombardeos de la coalición internacional conducida por Estados Unidos y en la que participan otros 47 países. La edición de este viernes de The Guardian afirma que las víctimas se habían refugiado en tres casas, blanco de los ataques aéreos de la coalición. Intentaban huir de los enfrentamientos entre los yihadistas del EI y las fuerzas militares iraquíes. Los rescatistas aseguran que las casas fueron pulverizadas en tanto que los ataques fueron descritos por los sobrevivientes como 'implacables y horripilantes".

La ofensiva militar en el oeste de Mosul se ha visto frenada por la resistencia de los yihadistas que muchas veces utilizan a la población local como escudos humanos, y también por las características urbanas de esa ciudad donde aún residen unas 600 000 personas, según datos de la ONU. Las fuerzas iraquíes avanzan muy lentamente para evitar acer en emboscadas o en su caso provocar víctimas civiles. Otra cosa muy diferente sucede con los ataques aéreos.

El coronel John J Thomas, portavoz del Comando Central de los Estados Unidos dijo por su parte que el ejército estaba intentando establecer si la explosión pudo ser provocada por un ataque aéreo estadounidense, o de la coalición, o si se taraba de una bomba o una trampa preparada por el EI, afirma por su parte el Washington Post. Para los oficiales iraquíes las cosas están claras. El general Maan al-Saad, comandante de las fuerzas especiales iraquíes, afirmó que las muertes de civiles eran resultado de un ataque aéreo de la coalición; habrían sido sus hombres quienes solicitaron el apoyo aéreo para desalojar a un francotirador yihadista apostado en el techo de una de las tres casas que servían de refugio.

El pasado lunes el presidente estadounidense Donald Trump recibió en la Casa Blanca al Primer ministro iraquí, Haïder al-Habadi, quien le pidió mayor firmeza de Estados Unidos para combatir a los yihadistas. Desde la llegada de Trump a la presidencia estadounidense el mes de enero pasado, Washington ha recurrido más fácilmente a los ataques aéreos contra posiciones yihadistas. Unas 200 000 personas han sido desplazadas de sus hogares en Mosul, afirmó este sábado el ministro iraquí de Migraciones y Desplazados.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas