Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

¿Qué esperan Israel y Palestina de la visita de Trump?

Audio 04:37
Donald Trump y su esposa Melania (centro) con Benjamin Netanyahu y su esposa Sara (der.), este 22 de mayo de 2017 en Tel Aviv.
Donald Trump y su esposa Melania (centro) con Benjamin Netanyahu y su esposa Sara (der.), este 22 de mayo de 2017 en Tel Aviv. Reuters
Por: Lucile Gimberg
9 min

¿Qué quiere Donald Trump para Israel y Palestina? El presidente estadounidense visita este lunes por primera vez Jerusalén y estará el martes en Cisjordania. Y lo menos que se puede decir es que hay confusión.

Anuncios

Israel, aliado histórico de Washington en la región, se congratula de ser una de las escalas de la primera gira extranjera de Donald Trump como presidente. Pero en los últimos días la Casa Blanca ha multiplicado los tropiezos diplomáticos.

El especialista en relaciones israelo-estadounidenses Eytan Gilboa, de la Universidad Bar-Ilan en Israel, estima que “es probable que, durante la visita, que Trump diga que Israel es el aliado más fiable de Estados Unidos en Medio Oriente y que se comprometa a estrechar las relaciones israelo-estounidenses durante su mandato. Al mismo tiempo no está claro lo que hará con temas como las negociaciones entre israelíes y palestinos. Quiere resucitarlas pero hay tantos obstáculos, en particular por parte de los palestinos, que no sabemos cómo lo hará. Había mucha expectativa de que anunciara el traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén. Muchos candidatos a la presidencia estadounidense lo han prometido pero él lo repitió una y otra vez. Y ahora parece que no lo va a hacer. Había también cierta expectativa de que reconociera Jerusalén Oeste como capital de Israel al menos... Algo que Estados Unidos y otros países occidentales no han hecho. Y parece que tampoco”.

Un asunto en particular ha molestado a Israel, aunque no ha hecho público su descontento. Según el diario estadounidense The New York Times, las informaciones confidenciales que Trump compartió con el canciller ruso al recibirlo en la Casa Blanca, vienen, al menos en parte, de una fuente israelí.

“Es un problema serio porque compromete a las fuentes de Israel. No pensamos que Trump lo hiciera a propósito, simplemente no tiene bastante experiencia política, sobre todo en asuntos como éste. Pienso que evocarán el tema, lo discutirán quizás entre los dos, pero nada se hará público. Israel necesita saber qué dijo Trump exactamente al canciller de Rusia, porque cada palabra tiene sentido y las palabras pueden indicar qué tipo de daño tendrá que reparar Israel en la medida de lo posible. Si se pierde por ejemplo una fuente que estaba dentro de la estructura del grupo Estado Islámico, es la pérdida de una fuente muy importante de información”, explica el especialista Eytan Gilboa.

Un gobierno palestino en busca de legitimidad

Según fuentes en Washington, Trump prefiere evitar de hablar del eventual traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén para no tumbar sus posibilidades de reactivar el diálogo entre israelíes y palestinos. Y es que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, debilitado en la escena interna, ha dicho que estaría dispuesto a encontrarse con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, bajo los auspicios de Trump.

¿Es ahora un momento favorable para que se reactiven las negociaciones? “La administración Trump sabe que si hay algún momento en el que se podría extraer un acuerdo de los palestinos que beneficie a Israel, este momento es ahora”, considera Emilio Dabed, abogado del Centro de Estudios Palestinos de la Universidad de Columbia en Estados Unidos. “Por la debilidad de la sociedad civil palestina, que ha sido terriblemente reprimida durante los últimos diez años no solo por Israel sino también por la propia Autoridad palestina, y porque el gobierno palestino, que no tiene ninguna legitimidad, está tratando de ganar legitimidad precisamente a través de la obtención de un acuerdo a través de negociaciones”, prosigue Dabeb.

“Parece que el gobierno de Abbas está tan desesperado que está dispuesto a hacer concesiones que ningún otro líder palestino estuvo dispuesto a hacer antes y eso no augura nada bueno para los palestinos”, afirma el abogado.

Queda por ver si el pragmatismo de Trump, que algunos tachan de improvisación, da más resultados que las políticas ensayadas hasta ahora para desempantanar las negociaciones entre israelíes y palestinos.

Entrevistados: Eythan Gilboa, especialista en relaciones israelo-estadounidenses de la Universidad Bar-Ilan en Israel, y Emilio Dabed, abogado del Centro de Estudios Palestinos de la Universidad de Columbia (al micrófono de Paula Estañol).
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.