Saltar al contenido principal
Irak/Siria

El grupo EI pierde terreno en Irak y Siria

Soldados del ejército sirio en Deir Ezzor el 31 de octubre de 2017.
Soldados del ejército sirio en Deir Ezzor el 31 de octubre de 2017. STRINGER / AFP
Texto por: RFI
2 min

Las fuerzas sirias e iraquíes han asestado en las últimas horas duros golpes a los yihadistas del grupo Estado Islámico cuyos combatientes mueren en combate o tratan de escapar con sus familias.

Anuncios

Deir Ezzor, capital de la región del mismo nombre, era el último gran centro urbano con presencia del Estado Islámico (EI) en Siria. El ejército sirio tomó el control total de esa ciudad.

Testigos reportan edificios desplomados y fachadas averiadas. En este momento las fuerzas sirias están desactivando minas y artefactos explosivos. Éste no es el único golpe duro para los yihadistas del grupo Estado islámico.

En Irak, a una decena de kilómetros de la frontera con Siria, el Estado Islámico también pierde posiciones.

Las fuerzas iraquíes retomaron este viernes un importante puesto fronterizo entre Irak y Siria, en el corazón de un territorio todavía en manos del grupo yihadista Estado Islámico (EI), indicó el mando conjunto de operaciones (JOC). "Las fuerzas iraquíes retomaron el control total del puesto fronterizo de Huseiba, en Al Qaim", que lleva a la ciudad siria de Abu Kamal, dijo el mando conjunto en un comunicado.

Las fuerzas iraquíes están avanzando hacia Al Qaim, una ciudad desértica en medio de un territorio en manos todavía de los yihadistas donde algunos efectivos ya pudieron entrar, según fuentes del ejército, que aseguran que divisiones de las fuerzas armadas “iniciaron el asalto en el centro de Al Qaim”. Previamente, la artillería y la aviación de la coalición internacional dirigida por Estados Unidos habían bombardeado las posiciones yihadistas de esta ciudad.

El barrio de Gaza fue el primero en caer en manos de las fuerzas iraquíes tras violentos combates. “Varios terroristas murieron y otros se replegaron al centro de Al Qaim. Los yihadistas "incendiaron viviendas de civiles para dificultar la visibilidad de los aviones. Numerosos yihadistas y sus familias huyen hacia Bukamal, en Siria.

El ejército iraquí había lanzado hace una semana la batalla para recuperar esa región donde se encontraban unos 1.500 yihadistas. Se trata del "último gran combate" contra el califato proclamado por el Estado Islámico (EI) en 2014, considera la coalición internacional dirigida por Estados Unidos.

Apunta a estrangular al EI en su último reducto, en el valle medio del Éufrates, desde la provincia siria de Deir Ezzor hasta Al Qaim en Irak. La región de Al Qaim cuenta con unos 150.000 habitantes -50.000 de ellos en la propia ciudad- pertenecientes a una media docenas de importantes tribus sunitas.

Con AFP

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.