Saltar al contenido principal
Oriente Medio

La policía turca busca restos del periodista saudita en la periferia de Estambul

Periodista en Indonesia pregunta sobre el paradero de Kashoggi, el 19 de octubre de 2018 ante el consulado saudita en Jakarta.
Periodista en Indonesia pregunta sobre el paradero de Kashoggi, el 19 de octubre de 2018 ante el consulado saudita en Jakarta. Fuente: Reuters.
Texto por: RFI
2 min

La policía turca ha extendido la investigación sobre el periodista saudí Jamal Khashoggi, desparecido desde el 2 de octubre, a un bosque del norte de Estambul y a la provincia de Yalova, a una hora y en automóvil de la metrópolis turca.

Anuncios

Con Andrés Mourenza, desde Estambul, para Radio Francia Internacional

La razón de esta búsqueda es tratar de hallar los restos del periodista, que se cree que fue asesinado y descuartizado en el interior del consulado de Arabia Saudí, y que podrían haber sido trasladados a estos lugares.

La investigación se ha centrado en las últimas horas en dos de las furgonetas, una Mercedes Vito y una Mercedes Sprinter, a las que se vio salir del consulado dos horas después de la entrada de Hasokçi y en las que viajaban algunos de los miembros del equipo de 15 saudíes que fueron enviados desde Riad ese mismo día con la supuesta intención de capturar o asesinar al periodista crítico con el actual Gobierno saudí.

Entretanto, el diario estadounidense The New York Times publica hoy que las autoridades saudíes podrían culpar del crimen a un general saudí cercano al príncipe heredero Mohamed Bin Salmán, de manera que la cúpula real resulte menos salpicada por la polémica.

Por otro lado, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo el jueves que el periodista saudí Jamal Khashoggi "parece estar" muerto y advirtió sobre las consecuencias "muy graves" para Arabia Saudita en caso de que se demuestre que es responsable.

"Me parece que ese es el caso. Es muy triste", respondió Trump a los periodistas cuando se le preguntó si creía que Khashoggi, quien desapareció hace más de dos semanas, ya no está vivo.

Consultado sobre la eventual respuesta de su gobierno hacia Riad, acusada de asesinar al columnista del Washington Post crítico del régimen saudí, Trump aseguró: "Tendrá que ser muy severa. Es algo malo, malo".

Esto marcó un endurecimiento del tono por parte de la administración Trump, que se ha mostrado renuente a culpar a Arabia a pesar de la creciente evidencia de que agentes saudíes mataron y desmembraron a Khashoggi en el consulado de su país en Estambul el 2 de octubre.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.