El príncipe saudita busca aliados en Asia tras el caso Khashoggi

El príncipe Mohamed bin Salman 19/09/2017.
El príncipe Mohamed bin Salman 19/09/2017. REUTERS/Saudi Press Agence

El príncipe heredero saudita, Mohamed ben Salmán, inicia este domingo en Pakistán una gira por tres países asiáticos, de la que espera obtener jugosos contratos, demostrando de paso que conserva un papel de primer plano en la escena internacional; cinco meses después del caso Khashoggi.

Anuncios

Una auténtica operación reconquista de la escena internacional. Es al menos lo que pretende el príncipe  heredero saudita con esta gira asiática con escalas en Paquistán, India y China. MBS permanecerá en la capital paquistaní hasta el lunes, una visita que se produce en un momento de tensión regional, con India e Irán que acusan a Islamabad de estar implicado en atentados suicidas cometidos esta semana en sus países.Posteriormente el príncipe viajará a India, donde se reunirá con el primer ministro Narendra Modi y terminará su gira en China el jueves y el viernes.

Imtiaz Gul, analista del Pakistan Herald

La visita tiene lugar cinco meses y medio después del asesinato del periodista Jamal Khashoggi, crítico con Bin Salmán, en el consulado saudita en Estambul.
Tras haber negado inicialmente el asesinato, Riad presentó varias versiones contradictorias y asegura ahora que Khashoggi fue asesinado en una operación no autorizada por el poder. 

El objetivo fundamental de la gira es encontrar países donde Arabia Saudí "pueda movilizar sus capitales con inversiones en el largo plazo para poder de esta manera diversificar sus riesgos" ha asegurado el analista del Pakistan Herald Imtiaz Gul para France 24. 

Según diversos analistas, con esta gira, el viaje al extranjero más importante desde la cumbre del G20 en Argentina en diciembre pasado, el príncipe busca demostrar que no ha perdido crédito y que sigue teniendo acceso internacional como el más alto representante de Arabia Saudita aparte del rey.

Li Guofu, especialista en Medio Oriente del China Institute of International Studies, vinculado al gobierno chino, estimó que el asunto Kashoggi sigue incomodando a los países occidentales:  "Pero no ir a Occidente no significa que no pueda ir a Oriente", explicó a la agencia France Presse. "Los países asiáticos tienen una característica especial e importante: no interferimos en los asuntos internos de otros países".
 

 

Contexto de tensión entre vecinos

Esta visita, que finaliza el lunes, tiene lugar en un contexto regional muy tenso, marcado por las fricciones del país anfitrión con India e Irán, que acusan a Pakistán de apoyar a grupos insurgentes autores de sangrientos atentados suicidas, cometidos durante esta semana en su territorio. Islamabad rechazó este domingo las "afirmaciones absurdas" de Nueva Delhi, reafirmando su deseo de "normalizar las relaciones con India".

El príncipe viajará luego a India, donde se reunirá con el primer ministro Narendra Modi y acabará su gira en China el jueves y el viernes.
 

Con AFP

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas