Saltar al contenido principal
Israel

Netanyahu se impone holgadamente en las primarias de su partido

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, en la sede del Likud.
El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, en la sede del Likud. REUTERS/Ammar Awad

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, acosado por denuncias de corrupción, celebró el viernes haber logrado una "inmensa victoria" en las primarias de su partido, el derechista Likud, que encabezará en las elecciones legislativas previstas para marzo.

Anuncios

Por el corresponsal de RFI en Tel Aviv

"¡Una inmensa victoria! Gracias a los miembros del Likud por su confianza, su apoyo y su afecto", dijo Netanyahu en Twitter una hora después del fin de la votación.

"Con vuestra ayuda y la de Dios, lideraré al Likud hacia una gran victoria en las próximas elecciones y continuaré liderando el estado de Israel hacia logros sin precedentes", agregó.

Los resultados finales no dejaron dudas: Netanyahu logró el 72,5% de los votos, contra 27,5% para Gideon Saar.

El gran triunfo de Benjamin Netanyahu en las elecciones primarias por el liderazgo del Partido Likud no asegura el triunfo de esta formación de derecha en las próximas elecciones del dos de Marzo, pero señala en forma clara el logro del actual primer ministro en sus esfuerzos por deslegitimar la autoridad del sistema judicial israelí ante la base de su electorado.

Cuando penden contra el primer ministro tres cargos criminales por soborno, fraude y abuso de confianza a ser aclarados durante este próximo año ante las cortes, Netanyahu continuará bregando por la formación de una coalición que le garantice fueros parlamentarios y le salve del juicio y probablemente de la cárcel.

Benjamin Netanyahu fracasó dos veces este año en sus intentos de formar esa coalición salvadora, después de los comicios generales de abril y de septiembre, y empujó a Israel a terceras elecciones en menos de 12 meses. Dentro de dos días vence el plazo que le permite solicitar dichos fueros de la Knesset renunciante.

Los sondeos de opinión pública otorgaban al Likud un mayor logro electoral y condiciones ideales para encabezar el próximo gobierno en caso del triunfo de su rival, Gideon Saar en las primarias de ayer, pero después de 14 años al frente del partido gobernante y habiendo logrado cuatro triunfos consecutivos que lo mantienen en el poder desde 2009, el mago Netanyahu continúa arrastrando a la derecha israelí, quizás a la tercera y definitiva derrota.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.