Saltar al contenido principal

Israel, la alianza entre Gantz y Netanyahu se fundó en nombre del Coronavirus

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y su rival Benny Gantz acordaron un gobierno de unión, luego de tres elecciones en un poco mas de un año.
El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y su rival Benny Gantz acordaron un gobierno de unión, luego de tres elecciones en un poco mas de un año. AFP/File
Texto por: Angélica Pérez
11 min

Para el experto en poltica y violencia en Israel, Lev Luis Grinberg, la gran fuerza opositora Blanco y Azul y el bloque nacionalista y ultra religioso de Netanyahu sabían que tenían mucho que perder en una eventual cuarta elección y se sirvieron de la pandemia del Covid-19 como pretexto para formar esta alianza.

Anuncios

En entrevista con Radio Francia Internacional el sociólogo y autor del libro Politica y Violencia en Israel-Palestina, Lev Luis Grinberg*, estima que la parálisis politica en que se sumió el pais durante año y medio se debe a la division de la oposición entre judios y árabes que no da lugar a una opción real contra Benjamin Netanyahu.

RFI: Tras 16 meses de crisis y en plena pandemia del Coronavirus, la oposición israelí liderada por Benny Gantz decidió, finalmente, pactar un gobierno con un Primer ministro, Benjamin Netanyahu, que en las tres elecciones realizadas in extremis nunca consiguió los 61 votos necesarios para formar gobierno y que ademas se encuentra en un juicio por tres casos de corrupción.  Como explicar este epilogo a esta crisis de poder? 

Lev Luis Grimberg: Lo que hay que tener en cuenta en el caso israelí es que la política está muy desintegrada. La oposición no tiene ningún contenido fuera de que hay que sacar a Netanyahu del poder. Su gran campaña se centró en contra de que Netanyahu fuese primer ministro porque es corrupto, lo cual es cierto por supuesto, pero legalmente él si puede estar en el cargo.

El asunto es que la oposición, además de no tener nada más que decir, no solo se enfrenta a Netanyahu sino que tiene problemas con otra parte opositora que es la alianza de cuatro partidos que representan a la población palestina, ciudadanos de Israel. Pero la gran mayoría de los partidos opositores que son sionistas están en contra de hacer coalición con un partido que representa a los palestinos. 

O sea que están todos contra Netanyahu pero divididos. No hay una opción real contra Netanyahu, ese es el gran problema

RFI: De un lado, la oposición dividida entre judíos y árabes en un  país marcado por el asesinato del primer ministro Yitzhak Rabin, en 1995, tras haber formado un gobierno con apoyo de dos partidos de ciudadanos palestinos, no hay que olvidar que desde entonces la izquierda no volvió a atreverse a formar coalición con los palestinos israelíes. Del otro lado, el Primer ministro Netanyahu dispuesto a ir a unas cuartas elecciones para obtener los 61 votos que se requieren para formar gobierno. Y es en ese escenario que llegó la pandemia a Israel que usted llama ”la crisis de la  Corona”

LLG: En realidad Netanyahu pensó que podía ir a un cuarto round electoral. Por qué? Porque se hizo muy popular en el momento de la “corona” de que el era el líder que nos está salvando. La impresión era que Netanyahu estaba tratando de perder  tiempo para llegar nuevamente a elecciones hasta ganar con su bloque de nacionalistas compuesto por otros tres partidos religiosos, nacionalista y ultra religiosos. 

Y cuando llegó la “crisis de la corona” él empezó a utilizarla y a manipularla diciendo no este es el momento para hacer política, que tienen que acercarse y hacer una unificación en contra del enemigo y que el enemigo era la corona. Pero, por supuesto, no se puede traer a  esa coalición de unión nacional a los palestinos porque para él son terroristas y está prohibido hacer todo tipo de alianza con ellos.

En ese momento empezaron la presiones en la oposición y lo que Netanyahu consiguió  durante la crisis fue  presionar al gran partido de oposición que se formó en contra suyo, el blanco azul de Gantz  y dividirlo. Un grupo se fue con Netanyahu y de ahí salió este acuerdo

.

Millones de israelíes en contra del gobienro de coalición

RFI: Un acuerdo rechazado por miles de israelíes que han  manifestado en las calles en contra de la alianza de Gantz con  Netanyahu 

LLG: La protesta popular se da en dos niveles.  Una es la protesta en contra de un gobierno antidemocrático que se una a un líder corrupto y la otra, más fuerte e interesante que la primera, es la protesta de los pequeños negocios que están en una situación desesperante, cientos de miles de personas sin ningún apoyo del gobierno y también los empleados que han sido despedidos O sea que tenemos a millones y millones de personas  sufriendo a causa de las políticas del gobierno.  

En realidad las dos grandes fuerzas políticas sabían que tenían mucho que perder si iban a elecciones nuevamente elecciones y utilizaron la crisis de la corona para formar esta coalición.

Los palestinos no tienen armas para resistir

RFI: Se trata de una coalición  que también recibió la condena de los palestinos pues el acuerdo abre la puerta a la anexión de una parte de Cisjordania y amenaza la creación  dos Estados,  afirmó la Autoridad palestina.  Cuál es el impacto real que puede tener para los palestinos este gobierno de unión nacional entre Gantz y Netanyahu

LLG: Para los palestinos la situación actual es desesperante. Netanyahu cuenta con el apoyo del gobierno de Trump para hacer lo que quiera. El apoyo de un gobierno que es mas extremo que la  extremo que la extrema nacionalista israelí.

Pero, en realidad, los palestinos no tienen muchas armas para resistir. Están completamente divididos desde que se hizo ese famoso acuerdo llamado Paz. Existe la división entre Cisjordania y la Franja de Gaza, los palestinos están divididos políticamente y geográficamente.

Y justamente la intención de este gobierno de coalición era hacer rápidamente la anexión mientras Trump este en el gobierno porque no están seguros que noviembre va a seguir. Por supuesto que los palestinos están en contra de este acuerdo porque no prevé ninguna solución de paz; pero la paz  se hace si hay voluntad política. El problema es que no hay s a voluntad.   

Quizás, los  palestinos cuentan como única arma ir a la Justicia Internacional. Ya están planteando que Israel viola sus derechos. En realidad, los está violando hace 50 años. La cuestión es si la situación internacional va a cambiar de tal forma que haya otra actitud frente a Israel y frente a los palestinos. Eso está por verse.

Entrevitado: Lev Luis Grinberg, presidente de la Asociación de sociología de Israel y autor del libro Politica y Violencia en Israel-Palestina

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.