Saltar al contenido principal
Medio Oriente

Amnistía: La cifras del Pentágono sobre civiles muertos en bombardeos de EEUU no son creíbles

Una nube de humo de un objetivo alcanzado en la ciudad siria de Raqa en julio de 2017 tras un ataque aéreo de las fuerzas de la coalición liderada por Estados Unidos que opera en Siria e Irak
Una nube de humo de un objetivo alcanzado en la ciudad siria de Raqa en julio de 2017 tras un ataque aéreo de las fuerzas de la coalición liderada por Estados Unidos que opera en Siria e Irak AFP/File
Texto por: Angélica Pérez
4 min

El informe anual del Pentágono reconoce que102 civiles murieron y 91 resultaron heridos el año pasado en operaciones militares de EEUU en Siria, Irak, Afganistán y Somalia.  Las ONGs que trabajan e investigan en estos escenarios de guerra hablan, en cambio, de cientos de miles de muertos y heridos. 

Anuncios

La respuesta de Amnistia Internacional (A.I.) al informe del Pentágono dado a conocer el 7 de mayo es contundente: las cifras sobre las víctimas civiles de las operaciones letales realizadas por Estados Unidos en el extranjero no son confiables ni creíbles.  

« Para que el informe del Departamento de Defensa sea útil y significativo debes estar basado en investigaciones e informaciones concretas en los lugares donde ha bombardeado. Y no es el caso. El Pentágono No investigó en los lugares en donde han muerto estos civiles », aseguró a RFI Donatella Rovera, asesora general de Amnistía Internacional para respuestas a crisis.

La Organización No Gubernamental afirma también que el Departamento de Defensa no reconoce las más de 1600 muertes de civiles en Raqa (Siria), víctimas de la operación militar liderada por Estados Unidos en 2017 y que los investigadores de Amnistía Internacional recabaron con un trabajo en en el terreno.

« Tres años después el Departamento de Defensa solo reconoce el 10% de los miles de civiles muertos en sus operaciones en Raqa. En Afganistán, el año pasado murieron centenares de civiles murieron y miles resultaron heridos. Así que el número total que reconoce el Departamento de Estados en su informe no es creíble », puntualiza Donatella Rovera.

Las cifras que año tras año entrega A.I. son el resultado de un trabajo de campo exhaustivo llevado a cabo en las zonas bombardeadas por las tropas estadounidenses que lideran la coalición militar. 

En esos escenarios de guerra, los investigadores de la Ong entrevistan a sobrevivientes y familiares de víctimas, comparan y contrastan la información existente y revisan las imágenes satelitales de los territorios que han sido blanco de las operaciones militares. Las pesquisas en el terreno son las que conducen a las Ong ’s como Amnistia a cifrar en miles las víctimas civiles de Estados Unidos en el extranjero.

El Pentágono descarta las cifras de las Ongs

Para A.I. la disparidad en las cifras de sus investigaciones con las que entrega Estados Unidos se debe, en parte, a que el Departamento de Defensa no realizó sus propias entrevistas con testigos y sobrevivientes, y no visitó los lugares de los ataques donde las fuerzas estadounidenses están presentes.

« No existe ninguna razón para que el Departamento de Defensa no investigue en los lugares donde ha bombardeado. En muchos de estos sitios hay presencia de soldados estadounidenses, así que se trata de territorios accesibles. Tampoco existe una razón para que, sin haber hecho esas investigaciones, descarte las muertes y lesiones de civiles que A.I. ha documentado en Afganistán, Irak, Siria y Somalia».

Rovera lamenta que el Departamento de Defensa sin haber hecho un trabajo de investigación en los lugares donde han muerto y han sido heridos los civiles evalúe, en cambio, como « no creíbles » las cifras producto del trabajo de campo de la Ong. 

Transparencia, Justicia y reparación a las victimas 

El difícil trabajo de investigar de manera creíble las consecuencias de las operaciones es responsabilidad de los gobiernos que participan en acciones letales. No puede dejarse en manos de organizaciones no gubernamentales como Amnistía Internacional, que ya ha proporcionado una gran cantidad de información sobre la cual el Departamento de Defensa hasta ahora no ha actuado, asegura la Ong en un comunicado de respuesta al último informe del Pentágono.

 « Estos informes pueden ser un mecanismo de responsabilidad crucial para miles de familias en todo el mundo que esperan justicia, y una herramienta de transparencia para todos los interesados ​​en lo que lleva a cabo el ejército de los Estados Unidos en sus operaciones cada año », agrega el comunicado. 

La asesora general de Amnistía Internacional para respuesta a crisis,  Donatella Rovera, insiste en que para que estos informes contribuyan significativamente al proceso de rendición de cuentas y den lugar a la verdad, la justicia y la reparación a las víctimas y sus familias deben contener información concreta basada en investigaciones exhaustivas. Ademas, si se investiga, se aprende para que se evite que esos errores de la guerra se repitan. « Hasta ahora, eso no está sucediendo ».  

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.