Saltar al contenido principal
Afganistán

Afganistán: apertura de históricos diálogos entre Kabul y los talibanes

Más de 5.000 detenidos talibanes han sido liberados en las últimas semanas de diversas cárceles. Uno de los puntos previstos en un histórico acuerdo entre los talibanes y los Estados Unidos en febrero en Doha.
Más de 5.000 detenidos talibanes han sido liberados en las últimas semanas de diversas cárceles. Uno de los puntos previstos en un histórico acuerdo entre los talibanes y los Estados Unidos en febrero en Doha. Reuters
Texto por: RFI
5 min

El gobierno afgano y los talibanes inician históricas negociaciones de paz este sábado 12 de septiembre en Doha, en presencia del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo. Las discusiones prometen ser laboriosas debido a las profundas diferencias entre los dos beligerantes.

Anuncios

Estas conversaciones empiezan con seis meses de retraso a causa de los profundos desacuerdos sobre un controvertido intercambio de prisioneros entre los rebeldes y el gobierno. Empiezán al día siguiende del 19º aniversario de los ataques del 11 de septiembre de 2001. Atentados que dejaron casi 3.000 muertos y llevaron a la intervención internacional liderada por Estados Unidos en Afganistán para derrocar a los talibanes del poder.

Gobierno e insurgentes afganos deben encontrar una manera "de hacer avanzar al país para reducir la violencia y satisfacer las demandas de la población: un país reconciliado con un gobierno que refleja una nación que no está en guerra", dijo Mike. Pompeo, en vísperas de estas conversaciones.

El Secretario de Estado debe participar en la apertura de negociaciones. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuya reelección en noviembre es incierta, está decidido a poner fin a la guerra más larga de la historia de Estados Unidos a toda costa. Pero parece improbable una rápida resolución del conflicto y se desconoce la duración de las negociaciones.

“Estamos aterrorizadas. ¿Cómo será nuestro futuro?”

Los talibanes han reiterado su deseo de establecer un sistema en el que la ley sea dictada por un Islam estricto. No reconocen al gobierno de Kabul, conocido como el “títere” de Washington. El gobierno del presidente Ashraf Ghani, por su parte, insiste en mantener la joven República y su Constitución, que ha consagrado muchos derechos, en particular para las minorías religiosas y las mujeres que serían las grandes perdedoras de la vuelta a las prácticas vigentes bajo el yugo de los talibanes.

La vuelta a la ley islámica más estricta es uno de los puntos que más temen los colectivos de mujeres afganas que van a participar en las negociaciones de paz, del lado del gobierno. La corresponsal de RFI en Kabul, Sonia Ghezali, entrevistó a una de ellas, Karima, estudiante. “Estamos aterrorizadas. ¿Cómo será nuestro futuro? ¿Qué cambiará para nosotras? No queremos volver atrás y revivir ese período oscuro del régimen talibán.” Karima dice que cree que los talibanes no han cambiado.

Los talibanes en una posición de fuerza

La cuestión del canje de prisioneros, unos 5.000 talibanes por mil miembros de las fuerzas afganas, previsto en un histórico acuerdo entre los talibanes y los Estados Unidos en febrero en Doha, había sido un primer obstáculo, retrasando las negociaciones. Después de dudar, las autoridades afganas finalmente liberaron a los últimos 400 insurgentes.

Varios países, incluidos Francia y Australia, protestaron contra su liberación. El enviado de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Khalilzad, justificó estas liberaciones el viernes desde Doha, diciendo que era "una decisión afgana difícil pero necesaria para abrir las negociaciones".

Los talibanes se encuentran en una posición fuerte desde la firma del acuerdo con los Estados Unidos, que prevé la retirada de las tropas estadounidenses y la celebración de este diálogo afgano.

Qatar ha hecho silenciosamente esfuerzos para mediar, complicados por la continua violencia en Afganistán y la pandemia de COVID-19. El jefe negociador de Qatar, Mutlaq al-Qahtani, sin embargo, presentó el jueves 10 de septiembre el "poder de la diplomacia".

El gobierno afgano pide un "alto el fuego humanitario"

Desde el comienzo de estas conversaciones, el principal negociador del gobierno afgano, Abdullah Abdullah, pidió un "alto el fuego humanitario" con los talibanes. “Debemos poner fin a la violencia y acordar un alto el fuego lo antes posible. Queremos un cese al fuego humanitario ”, dijo Abdullah Abdullah, ex ministro que preside el Consejo Superior para la Reconciliación Nacional.

Por su parte, el negociador talibán reiteró la demanda de su grupo de un "sistema islámico" en Afganistán. "Quiero que todos tengan en cuenta al Islam en las negociaciones y que el Islam no se sacrifique por intereses personales", dijo Abdul Ghani Baradar, líder político de los insurgentes afganos.

Mientras tanto, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, instó al gobierno afgano y a los talibanes a "aprovechar la oportunidad" para obtener la paz. “Sin duda enfrentaremos muchos desafíos en las conversaciones en los próximos días, semanas y meses. Recuerde que está tomando medidas no solo por esta generación de afganos sino también por las generaciones futuras, por sus hijos y sus nietos ”, dijo Mike Pompeo en la ceremonia de apertura.

El conflicto afgano ha matado a decenas de miles de personas, incluidos 2.400 soldados estadounidenses, ha obligado a huir a millones más y le ha costado a Washington más de un billón de dólares. Muchos afganos temen el regreso al poder parcial o total de los talibanes, que albergaron la red yihadista Al-Qaeda antes del 11 de septiembre de 2001.

Con AFP

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.