Saltar al contenido principal
Israel

Llega a Israel el exespía que pasó 30 años preso en Estados Unidos

Foto de archivo: Jonathan Pollard, un exoficial de inteligencia de la Marina de los EE.UU. condenado por espiar para Israel, sale después de una audiencia en el Tribunal Federal de Manhattan en la ciudad de Nueva York, EE.UU., el 17 de mayo de 2017.
Foto de archivo: Jonathan Pollard, un exoficial de inteligencia de la Marina de los EE.UU. condenado por espiar para Israel, sale después de una audiencia en el Tribunal Federal de Manhattan en la ciudad de Nueva York, EE.UU., el 17 de mayo de 2017. REUTERS - BRENDAN MCDERMID
Texto por: RFI
3 min

El exespía judío estadounidense Jonathan Pollard llegó a Israel el 30 de diciembre. Había sido arrestado en los Estados Unidos en 1985 por espiar para Tel Aviv. Liberado hace cinco años, Pollard tenía prohibido hasta hace poco salir del territorio de los EE.UU. Su caso ha provocado tensiones  durante mucho tiempo en las relaciones entre Washington y Tel Aviv.

Anuncios

Con nuestro corresponsal en Jerusalén, Sami Boukhelifa, y AFP.

Fue un momento de intensa emoción para Jonathan Pollard y su esposa. Al bajar del avión, la pareja se arrodilló y besó su nuevo hogar frente al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien estaba presente en la pista esperando al hombre considerado como un verdadero héroe en Israel. Netanyahu le entregó a él y a su esposa las cédulas de identidad israelíes.

Pollard y su esposa vivirán en Jerusalén, dijo en la radio del ejército Nitsana Darshan-Leitner, una abogada israelí que representó al exespía.

Ambos viajaron en un avión privado del millonario estadounidense Sheldon Adelson. Su llegada se vive como un gran evento en Israel, donde el presidente Reuven Rivlin les dio la bienvenida por Twitter.

Jonathan Pollard, exanalista de la Marina de los Estados Unidos, 66 años, ha pasado casi la mitad de su vida tras las rejas.

Treinta años de prisión

Condenado a cadena perpetua, fue finalmente liberado en noviembre de 2015, después de 30 años de prisión. Sin embargo, había permanecido bajo vigilancia en los Estados Unidos con la obligación de llevar un brazalete electrónico y se le prohibió salir del país.

El mes pasado, el sistema de justicia estadounidense finalmente levantó todas las restricciones contra el hombre que durante años entregó documentos clasificados a Tel Aviv a cambio de decenas de miles de dólares.

Según la CIA, fue gracias a la información transmitida por Jonathan Pollard que Israel bombardeó la sede de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), entonces exiliada en Túnez, a mediados de los años ochenta. También fue gracias a él que Abu Jihad, el número dos de la OLP, fue eliminado.

Su caso fue una espina en las relaciones entre Washington e Israel, dos estrechos aliados. Altos funcionarios del Departamento de Defensa de Estados Unidos y de la CIA nunca perdonaron al espía la gran cantidad de información clasificada entregada por dinero y en medio de la Guerra Fría.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.