Saltar al contenido principal
Irán

'Irán busca negociar en posición de fuerza'

El presidente de Irán Hassan Rohani.
El presidente de Irán Hassan Rohani. AP
Texto por: Asbel López
3 min

Teherán anunció el lunes que había iniciado el proceso para producir uranio enriquecido al 20% en su planta subterránea de Fordo, situada 180 km al sur de Teherán. RFI entrevistó al catedrático Félix Arteaga, investigador principal seguridad y defensa del Real Instituto Elcano de Madrid, sobre las consecuencias de una decisión con la que Teherán "quiere colocar su problema en la agenda de la política exterior de Estados Unidos desde una posición fuerte."

Anuncios

Irán reanudó el enriquecimiento de uranio al 20% y anunció que desde la madrugada del martes su producción es "estable", una decisión calificada de "lamentable" por la Unión Europea. La decisión va en contra de los compromisos asumidos por el país ante la comunidad internacional en el acuerdo sobre la energía nuclear iraní firmado en Viena en 2015.

"Esto representa un cambio en las reglas de juego", afirma Félix Arteaga."Teherán confirma con esta decisión su alejamiento de los términos del acuerdo que firmó con las grandes potencias internacionales a cambio del levantamiento de las sanciones y que por decisión unilateral de Estados Unidos no ha permitido que la economía iraní se recuperara, que cesaran las sanciones a las exportaciones de petróleo", agrega Arteaga.

La inminente llegada de Biden a la Casa Blanca no es un hecho ajeno a esta decisión, pues "con este paso, Irán quiere colocar su problema en la agenda de la política exterior de Estados Unidos desde una posición de fuerza. Y esa posición de fuerza consiste en acercarse poco a poco al umbral nuclear. No es que el paso del 4% al 20% de enriquecimiento de uranio signifique que Irán pueda tener la bomba, pero sí que se está acercando a ese umbral".

Por su parte la Unión Europea indicó que "tomamos nota, con profunda preocupación, de las medidas adoptadas por Irán para comenzar el enriquecimiento de uranio a 20%", según el portavoz del sector diplomático de la UE, Peter Stano, quien añadió que el bloque "va a redoblar los esfuerzos para preservar ese acuerdo".

Biden señaló su intención de invertir la política de "máxima presión" contra Irán de Trump, que retiró a su país del acuerdo de Viena en mayo de 2018, volviendo a imponer fuertes sanciones contra el país.

A este respecto, el catedrático Félix Arteaga estima que "ya solo con abandonar esa política de máxima presión sería un avance significativo, pues se permitiría a las autoridades iraníes dar marcha atrás en algunas de las medidas que han adoptado, retomar las conversaciones con las demás partes del acuerdo –Rusia, China y los europeos- y ver cómo se abren vías de salida económica mientras se negocia. Ahora lo que le toca a la administración Biden es retomar la senda diplomática. La negociación es la mejor salida, mejor que cualquier otra opción, incluida la militar”.

El acuerdo nuclear se alcanzó en Viena en 2015 después de años de duras negociaciones entre Irán y los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad --Reino Unido, China, Francia, Rusia, Estados Unidos-- más Alemania.

Irán estaba produciendo uranio enriquecido al 20% antes de que se concluyera el acuerdo, que establece en 3,67% el umbral máximo al que el país puede enriquecer uranio.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.