Yemen

Yemen, 10 años de una guerra olvidada

En Yémen, país en guerra, además de las balas hay que protegerse del coronavirus. Sanaa, 6 de mayo 2020.
En Yémen, país en guerra, además de las balas hay que protegerse del coronavirus. Sanaa, 6 de mayo 2020. REUTERS/Khaled Abdullah
Texto por: RFI
3 min

El 27 de enero de 2011, envueltas en el fragor entusiasta de la llamada "Primavera Arabe" miles de personas manifestaron en Saná para exigir la renuncia de Alí Abdalá Saleh. Diez años después, la situación en Yemen es el peor desastre humanitario causado por el hombre, según Naciones Unidas.

Anuncios

En 2011, décadas de subrepresentanción política, desigualdad, pobreza y corrupción empujaron a las calles, en un movimiento espontáneo y pacífico, a todos los componentes de la sociedad yemení que deseaban construir un nuevo país. 

Alí Abdalá Saleh abandonó el poder a su vicepresidente Abd Rabbuh Mansur Hadi, pero la transición descarriló rápidamente por los ataques de Al Qaeda y de grupos separatista en el sur, sumados a la corrupción, la inseguridad alimentaria y el hecho de que muchos militares seguían siendo leales a Saleh.

En marzo de 2015 se produjo una violenta escalada cuando Arabia Saudita y otros ocho países árabes, mayoritariamente sunitas y apoyados por Estados Unidos, Reino Unido y Francia, lanzaron ataques aéreos contra los hutíes con el objetivo de restaurar el gobierno de Hadi.

> También en RFI: "Yemen, una gran catástrofe humanitaria"

La coalición temía que el éxito de los hutíes, insurgentes chiitas en su mayoría, ofreciera a Irán, rival regional y predominantemente chiita, un punto de apoyo en Yemen, vecino del sur de Arabia Saudita.

Esta intervención marcó el comienzo de un conflicto armado declarado, y en los años siguientes, el conflicto se extendió hasta afectar a todo el país.

El regreso del cólera

Los bombardeos sobre el territorio hutí destacaron por la destrucción de la Ciudad Vieja de Saná, sitio milenario del antiguo Reino de Saba y Patrimonio de la Humanidad, hoy prácticamente reducido a escombros.

El país se ha visto también castigado por varias epidemias infecciosas. Entre ellas, la de cólera, de gran dimensión debido en buena medida a que los bombardeos destruyeron gran parte de las infraestructuras de alcantarillado y saneamiento; en especial el acceso a agua potable.

Hoy según Naciones Unidas, la situación en Yemen es el peor desastre humanitario causado por el hombre, se estima que más de la mitad de las muertes y heridas han sido causadas por los ataques aéreos de la coalición saudita. Un conflicto dramático pero que recibe escasa atención en el resto del mundo.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas