Estados Unidos - Irán

Programa nuclear iraní: hacia un nuevo pulso entre Washington y Teherán

Foto publicada por la Organización de la Energía Atómica de Irán de la planta subterránea de Fordo, el 6 de noviembre de 2019
Foto publicada por la Organización de la Energía Atómica de Irán de la planta subterránea de Fordo, el 6 de noviembre de 2019 . Atomic Energy Organization of Iran/AFP/Archivos

Irán rechazó las declaraciones del nuevo secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, quien dijo que la República islámica debe dar el primer paso en el cumplimiento de sus compromisos en el marco del acuerdo nuclear de 2015 antes de que Estados Unidos regrese al acuerdo.

Anuncios

Con Siavosh Ghazi corresponsal de RFI en Teherán

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohammad Javad Zarif, rechazó en un tuit los comentarios de su homólogo estadounidense Antony Blinken. Para Teherán, es Estados Unidos quien debe dar el primer paso en caso de querer volver al acuerdo por el programa nuclear iraní, abandonado en 2018 por Donald Trump, quien además impuso nuevas sanciones.

"Revisión de la realidad para @SecBlinken: Estados Unidos violó [el] PAIC", tuiteó Zarif, refiriéndose al acuerdo por su nombre formal, el Plan de Acción Integral Conjunto.

Zarif dijo que, además de su retirada unilateral, Estados Unidos también había impuesto sanciones que "bloquearon alimentos/medicinas a los iraníes" y "castigaron la adhesión" a una resolución de la ONU.

 "Ahora, ¿quién debería dar el primer paso? Nunca olviden el máximo fracaso de Trump", añadió el ministro de Exteriores, que subrayó que Irán ha "acatado el PAIC"" y solo tomó "medidas correctivas previstas".

Tras el abandono del acuerdo nuclear de 2015 por parte de Donald Trump y la imposición de sanciones económicas muy duras, Irán ha reaccionado relanzando su programa nuclear, en particular el enriquecimiento de uranio al 20%.

Tras la victoria de Joe Biden, funcionarios iraníes afirmaron que Teherán estaba dispuesto a limitar su programa nuclear si Washington levantaba las sanciones y restablecía el acuerdo nuclear.

Mensaje de firmeza

Pero unas horas después de las declaraciones de Antony Blinken, Teherán envió un mensaje de firmeza al decir que el ritmo de enriquecimiento de uranio era casi el doble de las previsiones iniciales, con 17 kilos al mes.

Irán también dijo que si no se levantan las sanciones económicas de Estados Unidos en un plazo de tres semanas, se limitarán las inspecciones del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Por último, dentro de tres meses se instalarán otras 1.000 centrifugadoras modernas en el recinto subterráneo de Fordo. A pesar de las esperanzas iniciales creadas tras la victoria de Joe Biden, se está librando un nuevo pulso entre Teherán y Washington.

Un año después Irán respondió suspendiendo el cumplimiento de la mayoría de los compromisos nucleares clave del acuerdo, en el que se le había prometido un alivio económico a cambio de limitar su programa nuclear.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas