Irán

Energía nuclear iraní: el OIEA alcanza un acuerdo temporal y mínimo con Teherán

El Director General del OIEA, Rafael Grossi, durante una reunión con el Ministro de Asuntos Exteriores iraní, Yavad Zarif , en Teherán, Irán, el 21 de febrero de 2021.
El Director General del OIEA, Rafael Grossi, durante una reunión con el Ministro de Asuntos Exteriores iraní, Yavad Zarif , en Teherán, Irán, el 21 de febrero de 2021. AP
Texto por: RFI
2 min

Teherán había anunciado que restringiría ciertas inspecciones del OIEA en el país si no se levantaban pronto las sanciones estadounidenses. El director general de la agencia, Rafael Grossi, visitó este fin de semana Irán, donde se alcanzó un acuerdo, según anunció este domingo por la noche.

Anuncios

Con nuestra corresponsal en Viena, Isaure Hiace y nuestro corresponsal en Teherán, Siavosh Ghazi.

En virtud de una ley aprobada por el Parlamento iraní, Teherán había informado al Organismo Internacional de la Energía Atómica de que el país reduciría determinadas inspecciones en instalaciones no nucleares, incluidos los emplazamientos militares sospechosos.

El anuncio preocupó al director general de OIEA, el argentino Rafael Grossi, quien viajó a Irán este fin de semana. El domingo por la noche Grossi anunció que la ley iraní entraría en vigor, pero que se había alcanzado un compromiso.

"Hay que reconocer que el acceso se reducirá, pero podremos mantener el nivel necesario de supervisión y verificación mediante un acuerdo técnico y temporal", dijo.

Según el acuerdo alcanzado, las cámaras de video seguirán funcionando durante tres meses para grabar las actividades en los centros nucleares. Si dentro de ese plazo se levantan las sanciones de EE.UU., tal como exige Irán, las grabaciones se entregarán al OIEA. De lo contrario, serán destruidas y no habrá más registros de vídeo de las actividades nucleares de Teherán.

Este acuerdo tendrá una validez de tres meses y permite al OIEA mantener el mismo número de inspectores in situ en Irán. Pero la esperanza, por supuesto, es que las negociaciones para salvar el acuerdo de Viena tengan éxito.

Este compromiso permite a Irán presionar a los estadounidenses para que levanten cuanto antes las sanciones económicas impuestas a Irán desde 2018, cuando Donald Trump abandonó el acuerdo nuclear.

El nuevo presidente estadounidense, Joe Biden, es partidario de que Washington vuelva a este acuerdo, pero quiere primero entablar negociaciones con Teherán. Los iraníes se niegan pidiendo primero la anulación de todas las sanciones.

Cuanto más pasa el tiempo, más se fragiliza el acuerdo. Aunque ambas partes afirman su deseo de salvarlo, nadie parece dispuesto, por el momento, a dar el primer paso.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas