Oriente Medio

Cisjordania: denuncian favoritismo y opacidad en distribución de vacunas

Un camión con el primer lote de la vacuna rusa Sputnik V COVID-19 llega a la ciudad cisjordana de Ramala.
Un camión con el primer lote de la vacuna rusa Sputnik V COVID-19 llega a la ciudad cisjordana de Ramala. ABBAS MOMANI AFP

Mientras que Israel ya ha vacunado a casi el 50% de su población, en los Territorios Palestinos las dosis de vacunas son a cuentagotas y la vacunación se limita normalmente al personal médico de primera línea. Sin embargo, un documento de la Autoridad Palestina muestra que otras personas no necesariamente prioritarias también han sido vacunadas.

Anuncios

Con Alice Froussard, corresponsal de RFI en Ramala

Un documento publicado el 2 de marzo por la Autoridad Palestina muestra que, mientras que el 90% de las 12.000 vacunas recibidas se administraron a los trabajadores sanitarios, tal y como estaba previsto, el resto se reservó para los ministros, el equipo nacional de fútbol, el responsable de seguridad de la oficina del presidente y del primer ministro, la corte real jordana y los estudiantes que viajaban al extranjero. Hay enfado sobre el terreno, y algunos acusan al gobierno de desviar las vacunas a las autoridades.

Sentimiento de traición

Ira, frustración y, sobre todo, un sentimiento de traición. El comunicado emitido por la Autoridad Palestina el martes 2 de marzo para explicar cómo se utilizaron finalmente las vacunas palestinas ha sido un shock para la población, explica Ubai al Abudeh, director del centro de investigación y desarrollo palestino Bisan: "Dar la vacuna a personas que no se ajustan a los criterios, como el personal de seguridad, el equipo nacional de fútbol, los estudiantes que quieren ir al extranjero, todo esto ha dañado realmente la imagen de la Autoridad Palestina a los ojos de los palestinos. Hace años que sabemos de la corrupción, pero ver que hay corrupción incluso en el derecho a la salud es realmente de otro nivel”.

Un gobierno hipócrita

Para Al Abudeh, la Autoridad Palestina debería haber insistido más y hacer a Israel "responsable del suministro de vacunas" como potencia ocupante según el derecho internacional. Pero, en su opinión, esta distribución de vacunas muestra sobre todo la hipocresía del gobierno. Algunos activistas palestinos pidieron la creación de un comité independiente para gestionar las vacunas.

 Issam Aruri es el director del Centro de Asistencia Jurídica y Derechos Humanos de Jerusalén: "Hemos pedido oficialmente la apertura de una comisión de investigación. Y pedimos al gobierno que rinda cuentas, no sólo que sea transparente”. Su puesta en marcha será complicada y, mientras tanto, las dosis de vacunas siguen esperando.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas