ELECCIONES ISRAEL

Netanyahu gana sin garantías de formar gobierno

Netanyahu celebrando su victoria anoche
Netanyahu celebrando su victoria anoche AP - Ariel Schalit

El bloque de la derecha podría sumar una estrecha victoria a falta de terminar un recuento lento por las medidas de la pandemia. Las opciones de que Netanyahu revalide un nuevo mandato se hallan a expensas de un escrutinio oficial que se espera complejo y la llave podría estar en un partido de derecha radical

Anuncios

El partido Likud del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu ha ganado las elecciones legislativas en Israel, las cuartas en dos años, aunque sin mayoría suficiente para formar gobierno en solitario. La virtual victoria del primer ministro lo pone en la antesala de su sexto mandato al frente del país.   A falta de conocer los resultados definitivos, que tardarán en hacerse públicos a causa de las medidas por la pandemia, el bloque de la derecha podría sumar una ajustada mayoría de 61 asientos sobre 120 en la Kneset o parlamento israelí que otorgue a Netanyahu la reelección. 

Netanyahu se apresuró anoche a proclamar la “enorme victoria de la derecha”, con 31 escaños para su partido, el conservador Likud. Pero para consolidar la mayoría absoluta no sólo necesita el apoyo que ya tiene de los dos partidos ultrareligiosos sino además de los siete u ocho escaños que los sondeos a pie de urna asignan al partido Yamina (derecha radical) del exministro Naftali Bennett que se convierte así en la llave de la gobernabilidad del país y a cambio podrá exigir ministerios clave

El líder del bloque opositor, el centrista Yair Lapid, obtuvo 18 escaños, un resultado inferior al que previamente le daban los sondeos en campaña. Todas las formaciones políticas opositoras han logrado entrar en la Cámara, aunque muy debilitadas por la fragmentación del voto de castigo a Netanyahu, en una jornada que se saldó con una participación del 67% , 4 puntos menos que en las anteriores.

Bennett, crítico con la gestión del primer ministro, firmó el domingo una declaración en la que asegura que no formará parte de un gobierno de Lapid, pero sin decir si se unirá a uno con Netanyahu.

Los comicios se han celebrado en medio del retorno a la normalidad en el país tras un año de pandemia, gracias al buen ritmo de la la campaña de vacunación, con más de la mitad de los ciudadanos inmunizados, que parece haber contribuido a dejar en segundo plano el juicio por corrupción contra el líder del Likud, que se reanudará el mes que viene.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas