Pakistán - Francia

‘La mayoría de la gente de aquí piensa que los franceses deberían abandonar el país‘

Las manifestaciones, convocadas por el partido radical islámico TLP, exigen la expulsión del embajador francés. 15 de abril de 2021.
Las manifestaciones, convocadas por el partido radical islámico TLP, exigen la expulsión del embajador francés. 15 de abril de 2021. AP - K.M. Chaudary

Las redes sociales están suspendidas en Pakistán: Youtube, Twitter, Facebook, Instagram no funcionan. El Ministerio del Interior ordenó esta suspensión en el marco de la represión del TLP, el partido extremista religioso que está detrás de las protestas contra Francia. Franceses se hacen pasar por alemanes para no ser blanco de represalias por una controversia de las caricaturas de Mahoma que continúa en el país asiático.

Anuncios

El gobierno pakistaní ha ordenado el bloqueo de las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea de forma temporal. Este viernes es un día de oración, ocasión de mítines y los partidos políticos utilizan con frecuencia las redes sociales para movilizar a sus militantes. Desde hace varios días se suceden las manifestaciones antifrancesas en el país.

El partido islamista radical Tehreek-e-Labbaik Pakistan (TLP) bloqueó parcialmente las dos mayores ciudades del país, Lahore (este) y Karachi (sur), así como la capital, Islamabad (norte), para exigir la expulsión del embajador francés. Habían planteado su demanda el pasado noviembre después de que el presidente francés Emmanuel Macron defendiera el derecho a la caricatura. Desde entonces, Francia ha reaccionado, a través de su embajada, y ha aconsejado a sus ciudadanos que abandonen el país.

Manifestaciones en Lahore, la segunda ciudad del país

Los manifestantes del TLP siguen haciendo una sentada en la ciudad oriental de Lahore, informa nuestra corresponsal, Sonia Ghezali.

Lea también: Francia pide a sus ciudadanos dejar Pakistán tras protestas por las caricaturas de Mahoma

Mohammad Sharif Rizvi no apoya las manifestaciones, pero recomienda vigilancia: "Los franceses deben tener cuidado porque el peligro está presente. Lo que dijo su presidente hirió profundamente a la población, incluidos los niños, porque aquí todos aman al profeta Mahoma. Aunque el gobierno no quiera que se vayan, hay gente que puede volverse violenta si sabe que hay franceses. Aconsejo a los franceses que estén atentos y no vayan a lugares donde haya gente”.

En un mercadito de la ciudad, aunque los productos franceses siguen en las estanterías, el vendedor no oculta su hostilidad hacia los franceses: "La mayoría de la gente de aquí piensa que los franceses deberían abandonar el país, que sus productos deberían estar prohibidos y que no deberíamos tener ninguna relación con ellos”.

Los franceses se hacen pasar por alemanes

En Islamabad, la capital, pocos franceses piensan en irse, como este residente que prefiere permanecer en el anonimato: "Pasamos muy desapercibidos, nunca hablamos en francés en público, siempre nos presentamos como alemanes cuando salimos de Islamabad; tomamos una serie de medidas que nos hacen sentir seguros porque hacemos todo lo posible por no ser visibles”. Este francés dice que sólo se planteará irse con su familia si la situación se deteriora.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas