Israel

Israel: dos candidatos para intentar formar un gobierno de coalición

Yair Lapid (izq.) y Naftali Bennett (der.) están en la línea de ser nombrados por el presidente Reuven Rivlin como primer ministro para crear un gobierno.
Yair Lapid (izq.) y Naftali Bennett (der.) están en la línea de ser nombrados por el presidente Reuven Rivlin como primer ministro para crear un gobierno. © JACK GUEZ/AFP

Los dos principales opositores a Benjamin Netanyahu pidieron el miércoles 5 de mayo al presidente israelí, Reuven Rivlin, que les conceda el derecho a intentar formar gobierno tras el fracaso de las consultas iniciadas por el primer ministro saliente.

Anuncios

Con Daniel Blumenthal, corresponsal de RFI en Tel Aviv

Lo ya casi inverosímil podría acontecer y desde este miércoles, aumentan las probabilidades de que el próximo Primer Ministro de Israel, no sea Benyamin Netantahu.

Las elecciones generales del pasado mes de marzo, las cuartas realizadas en Israel en dos años, volvieron a reflejar un empate entre los principales bloques. 

Netanyahu recibió primero el mandato para formar gobierno de manos del Presidente del Estado Reuven Rivlin, pero al término de cuatro semanas fracasó en el intento, ya que no logró alinear a un partido religioso de la extrema derecha junto con un partido árabe islamista, a pesar de contar ya con el apoyo de 59 diputados, de los 61 necesarios.  Siete de esos diputados constituyen otro partido de la derecha religiosa israelí, ¨Yemina¨n que significa hacia la derecha, encabezado por Naftali Bennett. 

El mandato regresó al Presidente, quien lo otorgaría este miércoles al jefe de la oposición, Yair Lapid, encabezando el partido centrista ¨Yesh Atid¨, hay futuro.  

Pero Lapid también necesita los siete escaños de Naftali Bennett y a cambio, estaría dispuesto a otorgarle el sillón de Primer Ministro durante los primeros dos años, del término de cuatro años por el cual se formará el gobierno.   

Para obtener la mayoría necesaria, ambas partes necesitan el apoyo de formaciones de izquierda, centro y derecha, pero también de al menos un partido árabe. De hecho, en las últimas elecciones, celebradas el 23 de marzo, tampoco se obtuvo una mayoría clara.

Si el nuevo primer ministro designado no consigue formar una coalición en el plazo de 28 días, el presidente israelí podría pedir al Parlamento que acuerde un nuevo jefe de gobierno en el plazo de tres semanas. Si esto falla, se celebrará una nueva elección.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas