Israel

El líder opositor Yair Lapid, encargado de formar gobierno, un revés para Netanyahu

Ex estrella de la televisión israelí, el centrista Yair Lapid se ha convertido en el principal rival del Primer Ministro saliente Benjamin Netanyahu.
Ex estrella de la televisión israelí, el centrista Yair Lapid se ha convertido en el principal rival del Primer Ministro saliente Benjamin Netanyahu. REUTERS - AMIR COHEN

En Israel, el primer ministro saliente, Benjamin Netanyahu, no ha conseguido formar gobierno. Tras las elecciones parlamentarias israelíes del pasado mes de marzo, Netanyahu, cuyo partido resultó ganador, recibió el encargo de formar el ejecutivo, pero el plazo legal de 28 días que se le dio expiró el miércoles sin que pudiera lograr su objetivo. Por ello, el presidente israelí encomendó la tarea al líder de la oposición, Yair Lapid. La formación de un gobierno también está resultando una tarea difícil.

Anuncios

Con nuestro corresponsal en Jerusalén, Sami Boukhelifa

Al igual que Benjamin Netanyahu, el líder centrista tampoco tiene su destino bajo control. Su partido es sin duda la segunda formación política del país, pero no tiene la mayoría necesaria en la Knesset, el Parlamento israelí, para gobernar. Por tanto, Yair Lapid necesita aliados para formar una coalición viable que le lleve al poder.

Entre sus potenciales partidarios se encuentran líderes de la derecha y de la extrema derecha. Ideológicamente, nada les une, salvo su deseo de destronar al primer ministro saliente, Benjamin Netanyahu. Queda por ver si consiguen superar sus diferencias para gobernar juntos. 

Un revés para Netanyahu

Benjamin Netanyahu intentó por todos los medios mantenerse en el poder. En vano, tras 28 días de intensas negociaciones, sufrió un amargo fracaso. Los líderes de la derecha y la extrema derecha con los que podría haber contado han decidido darle la espalda.

Pero cuidado, aún no su suerte no está echada. Si el líder de la oposición, Yair Lapid, tampoco consigue formar gobierno, el país podría verse abocado a nuevas elecciones legislativas, las quintas en poco más de dos años. Benyamin Netanyahu acaba de perder una batalla, pero su reinado no ha terminado por eso.

Para el especialista en política israelí Stéphane Wahnich, investigador de la Universidad de Tel Aviv, Netanyahu ha sufrido un amargo fracaso, pero Yair Lapid podría no hacerlo mejor.

"Benjamin Netanyahu no ha podido formar gobierno, entre otras cosas porque nadie confía en sus promesas... Yo diría que se trata en primer lugar del fracaso de Netanyahu, en efecto, relacionado con (su) práctica política, el maquiavelismo tiene sus límites”, estima.

“Después, el Presidente del Estado de Israel nombró a Yair Lapid, lógicamente según la ley marco: si el que va en cabeza en las elecciones legislativas no consigue formar gobierno, es el segundo el que se propone para formar gobierno. Hoy, le toca a Yair Lapid formar este gobierno. Puede que no esté mucho más avanzado que Netanyahu, y muchos observadores piensan que será ingobernable y que al final habrá elecciones”, analiza Wahnich.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas