Oriente Medio

‘Van a continuar pagando caro, todavía no ha acabado' advierte el primer ministro israelí.

Una columna de fuego y humo se levanta tras el impacto de una bomba israelí en la ciudad de Gaza, 14 de mayo 2021.
Una columna de fuego y humo se levanta tras el impacto de una bomba israelí en la ciudad de Gaza, 14 de mayo 2021. AFP - MAHMUD HAMS

El responsable estadounidense de asuntos israelíes y palestinos del departamento de Estado llega hoy a Israel para buscar poner un  alto a la escalada militar entre Israel y los grupos armados palestinos que está por cumplir una semana. La madrugada de este sábado un  bombardeo de la aviación israelí mató con una familia de 10 personas, 8 menores y dos mujeres.

Anuncios

Una familia de 10 personas, 8 menores y 2 mujeres, fallecieron este sábado en el campo de refugiados de Al Shali, en Gaza, tras un nuevo bombardeo de la aviación israelí.  El ejército de ese país confirmó haber efectuado al menos cinco bombardeos en el territorio palestino.  Cinco días después del inicio de los enfrentamientos militares más importantes desde el 2014 la situación parece lejos de una salida. El Primer Ministro Benjamín Netanyahu afirmó que su ejército infringirá "serios reveses al "movimiento terrorista" Hamás. "Lo están pagando y van a continuar pagando caro. Todavía no ha acabado", dijo.

Netanyahu hizo esas declaraciones poco antes de la llegada del emisario estadounidense Hady Amr, responsable de asuntos israelíes y palestinos del Departamento de Estado, quien debe reunirse este sábado con autoridades israelíes antes de viajar a Cisjordania para entrevistarse con responsables palestinos. Mañana domingo está prevista una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para abordar la crisis.

Israel ha bombardeado unos 800 objetivos a lo largo de Gaza, en particular la extensa red de túneles subterráneos que permiten a los combatientes y dirigentes del Hamás desplazarse sin ser detectados por el sofisticado sistema de vigilancia construido por Israel, desde donde son lanzados los cohetes artesanales empleados por el grupo palestino para atacar Israel.

Pese a la eficacia del sistema de defensa hebreo, algunos de esos cohetes han impactado localidades como Beersheba o Ashdod, en el sur de Israel, donde esta mañana se escucharon las sirenas advirtiendo a la población local que debía protegerse en los refugios.  Según el conteo de las autoridades israelíes más de 2 000 cohetes han sido lanzados en dirección de Israel, donde se reportan 9 bajas mortales, entre ellas 6 civiles y un menor.

En el plano interno Israel debe enfrentar también el descontento de la población árabe israelí. En Cisjordania, Naplusa o Hebrón, entre otros, palestinos lanzaron cocteles Molotov y otros proyectiles a las fuerzas israelíes que respondieron con balas de caucho y también balas reales.

Del lado palestino, los disparos de la artillería y los bombardeos israelíes en el territorio donde viven 2 millones de palestinos obligo a unas 10 000 personas a abandonar sus casas para refugiarse en edificios de la ONU, informó un coordinador de esa organización.

La evidente desigualdad militar entre Israel y los grupos armados palestinos se refleja en el número de bajas. Cinco días después del inicio de la confrontaci2n 132 palestinos han muerto, entre ellos 32 menores y 21 mujeres, y se registran cerca de mil heridos, muchos de gravedad.

Ante el cerco militar impuesto por el gobierno Netanyahu, Egipto abrió este sábado el paso fronterizo de Rafah con la Banda de Gaza, para permitir el acceso de 10 ambulancias que trasladaron heridos a hospitales egipcios.

Este sábado marca para los palestinos el 72 aniversario de la Nakba, o la "Catástrofe", tras la creación de Israel en 1948, cuando más de 700 mil palestinos fueron expulsados de sus tierras.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas