Turquía

Erdogan reafirmó su apoyo a Azerbaiyán con una visita de dos días

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, acompañados por sus esposas Emine Erdogan y Mehriban Aliyeva, asisten a una fiesta local en Susha, en la región de Nagorno Karabaj, Azerbaiyán, el 15 de junio de 2021.
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, acompañados por sus esposas Emine Erdogan y Mehriban Aliyeva, asisten a una fiesta local en Susha, en la región de Nagorno Karabaj, Azerbaiyán, el 15 de junio de 2021. via REUTERS - MURAT CETINMUHURDAR/PPO

Junto con su homólogo azerbaiyano, Ilham Aliyev, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan viajó a Susha, una ciudad que Azerbaiyán retomó de las fuerzas armenias tras el conflicto el año pasado en Nagorno Karabaj.

Anuncios

Con nuestro corresponsal en Estambul, Andrés Mourenza.

Con su visita esta semana, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se ha convertido en el primer mandatario internacional en poner pie en los territorios del Nagorno Karabaj recuperados por Azerbaiyán en su reciente guerra con Armenia.

Erdogan y su homólogo azerbaiyano, Ilham Aliyev, aprovecharon la ocasión para firmar un acuerdo de cooperación en diferentes campos, incluido el de defensa militar mutua, que los dos presidentes calificaron como el más importante firmado entre ambas naciones en el último siglo.

El motivo de la visita de Erdogan es comenzar a sacar rédito del decisivo apoyo turco a Azerbaiyán en su esfuerzo bélico. Empresas turcas han recibido numerosos contratos para reconstruir infraestructuras dañadas por la guerra en Nagorno Karabaj, y para construir viviendas para los refugiados azeríes que regresarán a la región tras treinta años desplazados.

Turquía ha puesto además grandes esperanzas en el llamado corredor de Zangezur, que, según el acuerdo de paz, enlazará dos territorios de Azerbaiyán separados por tierra armenia y permitirá también que las mercancías de Turquía alcancen Asia Central de manera más directa.

Erdogan, de hecho, extendió una rama de olivo a Armenia, prometió reabrir la frontera cerrada desde 1993 y pidió a las autoridades armenias que olviden los conflictos del pasado y se unan a una iniciativa de cooperación económica regional junto a Turquía, Azerbaiyán, Georgia, Rusia e Irán.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas