Irán

El ultraconservador Ebrahim Raisi es investido nuevo presidente de Irán

Los desafíos del nuevo presidente iraní, Ebrahim Raisi serán encarrilar las negociaciones nucleares con Estados Unidos y  reactivar la economía.
Los desafíos del nuevo presidente iraní, Ebrahim Raisi serán encarrilar las negociaciones nucleares con Estados Unidos y reactivar la economía. ATTA KENARE AFP/Archivos

El nuevo presidente de Irán, Ebrahim Raisi, juró su cargo ante el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, en una ceremonia celebrada este martes en Teherán. Raisi prestará juramento el jueves en el Parlamento, ante el que deberá presentar sus candidatos para los cargos ministeriales. Amnistía Internacional pide que se investigue el papel de Raisi en la tortura y ejecución de opositores políticos en la década de 1980.

Anuncios

El presidente conservador de 60 años ganó las elecciones presidenciales de junio en la primera vuelta con casi el 62% de los votos, pero también con una abstención récord. Sucede así al moderado Hasan Rohani.

Reanudar las negociaciones con las grandes potencias

Desde entonces, hubo manifestaciones contra la escasez de agua en el suroeste de Irán y la crisis económica, reporta nuestro corresponsal en Teherán, Siavosh Ghazi. La prioridad de Ebrahim Raisi es mejorar la situación económica mediante el fortalecimiento de las relaciones de Irán con sus vecinos inmediatos: "Hasta hoy, la máxima presión contra nuestro país no ha dado resultados. Estados Unidos debe revisar su política. Nuestra política exterior no se limitará al acuerdo nuclear. Como principio, buscaremos llevarnos bien con todos los países", afirmó.

Pero también debe relanzar las negociaciones con las grandes potencias para el levantamiento de las sanciones estadounidenses, lo que podría dar un impulso a la economía iraní. A cambio, Irán aceptará limitar su programa nuclear.

Ya se han celebrado seis rondas de negociaciones en Viena con las principales potencias, incluyendo indirectamente a Estados Unidos, pero estas negociaciones están suspendidas por el momento. Las sanciones, especialmente sobre el petróleo y la banca, están ahogando la economía iraní. Aún no se sabe cuál será la posición del nuevo presidente frente a las grandes potencias.

Represión de los opositores

Varias personas denuncian el papel de Ebrahim Raisi, como fiscal, en la tortura y ejecución de opositores políticos en la década de 1980. Además de los Muyahidines del Pueblo, la represión se dirigió a diferentes afiliaciones políticas.

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional pide que se investigue el papel de Raisi. Lo ha identificado como miembro de las comisiones de la muerte, que según ella fueron responsables de la desaparición forzada o la ejecución sin juicio de miles de disidentes en 1988.

Las Naciones Unidas deben intervenir ahora, afirma Diana Eltahawy, directora adjunta de Amnistía para Oriente Medio y África del Norte: "Pedimos al Consejo de Derechos Humanos que establezca un mecanismo que recoja y conserve las pruebas para permitir futuras investigaciones judiciales de crímenes de derecho internacional".

Por el momento, no se ha iniciado ninguna investigación contra Ebrahim Raisi. Pero estas acusaciones complican sus viajes. La semana próxima, un tribunal sueco juzgará a otro presunto miembro de las comisiones de la muerte, detenido en el aeropuerto de Estocolmo.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas