Las preocupaciones económicas de Real Madrid y Barça les hacen mirar a la Superliga

Lionel Messi resopla durante el partido de cuartos de final de la Copa del Rey entre el Granada y el FC Barcelona disputado el 3 de febrero de 2021 en la ciudad andaluza
Lionel Messi resopla durante el partido de cuartos de final de la Copa del Rey entre el Granada y el FC Barcelona disputado el 3 de febrero de 2021 en la ciudad andaluza Jorge Guerrero AFP/Archivos
4 min
Anuncios

Madrid (AFP)

En enero de 2019, el Barcelona firmó a Frenkie de Jong por 75 millones de euros (89,7 millones de dólares) y, seis meses antes, el Real Madrid se gastó 100 millones de euros (119,6 millones de dólares) en Eden Hazard.

Cuando el lunes cerró el mercado de fichajes, el Real Madrid acumuló su segunda ventana consecutiva sin compras, mientras que al técnico del Barça, Ronald Koeman, le dijeron que el club no podía gastar tres millones de euros (3,5 millones de dólares) en un central.

"Lo que quiero como entrenador no es posible financieramente", había dicho Koeman en septiembre.

Para aliviar la carga, se venden jugadores clave, se difieren salarios y se podría reducir estos últimos algo más, pero también parece abrirse paso -al menos en estos dos clubes- la idea de que la pandemia hace necesaria la Superliga.

"La pandemia lo ha cambiado todo. Nos ha hecho a todos más vulnerables y también al fútbol", dijo el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, en una asamblea de compromisarios en diciembre.

"Se necesitan nuevas fórmulas que lo hagan más competitivo, más emocionante y más fuerte", añadió el mandatario blanco.

"La Superliga garantizará sostenibilidad al club", afirmó en el momento de su dimisión, en octubre, el entonces presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu.

La pandemia ha afectado al Barcelona y el Real Madrid en mayor medida que a sus rivales de la Premier, donde los mayores contratos de televisión y propietarios millonarios dan cierto grado de protección.

- Problemas acentuados por la pandemia -

El Barcelona tiene previsto dejar de ganar unos 500 millones de euros (599 millones de dólares) al término de la temporada debido al coronavirus y el Real Madrid en torno a 400 millones (479 millones de dólares).

Pero muchas de las cargas se han visto agravadas y no originadas por el covid-19.

El Barcelona tiene la mayor masa salarial de Europa desde antes del coronavirus, y el Real apenas no ha ido al mercado de fichajes desde que gastó 350 millones de euros (419 millones de dólares) en 2019.

"El Barcelona lleva un tiempo así. Las finanzas han ido al día, operando al límite", consideró Dan Plumley, un experto en economía del fútbol de la Sheffield Hallam University.

Cuando acabe la pandemia y vuelvan los ingresos, también se espera que Real Madrid y Barcelona sean de los más rápidos en recuperarse.

El Barça registró las peores pérdidas la temporada pasada en España, pero no fue el único castigado en Europa.

Roma, AC Milan y Juventus también acabaron en rojo, con una deuda para el Manchester United de 474 millones de libras (648 millones de dólares).

"Se habla mucho del Barcelona, pero Deloitte ha dicho que ha sido el equipo que más ha ingresado del mundo con 730 millones de euros, cuando vuelva a pasar los 1.000 millones de ingresos volverá a una situación, no normal, pero no alarmante como se dice", dijo el presidente de LaLiga, Javier Tebas, tras conocerse que el Barça tiene una deuda bruta de más de 1.000 millones.

- ¿Una excusa útil? -

Si la Superliga es el objetivo, la pandemia es una buena excusa, una forma de justificar lo que Joan Laporta, favorito para suceder a Bartomeu al frente del Barça, estimó que traería unos 800 millones de euros (958 millones de dólares) sólo por entrar.

"Los dos clubes están siguiendo el juego", dice Jimmy Burns, autor de varios libros sobre la historia del fútbol en España.

"Financieramente, no es algo que necesiten. Necesitan ser más grandes y ampliar la brecha (con el resto)", dice Plumley.

No obstante, en el campo, la brecha pocas veces ha sido más pequeña. Esta temporada el Real Madrid ya ha perdido con Cádiz, Alavés, Levante y Alcoyano, de tercera categoría, y junto con el Barça están diez puntos por detrás del Atlético, líder de la LaLiga.

Y mientras el bache en España puede ser temporal, recuperar la autoridad en Europa puede ser más difícil.

La histórica derrota 8-2 del Barça ante el Bayern de Múnich la pasada temporada, llegó tras las derrotas de Real Madrid ante París Saint-Germain y Manchester City, dos clubes-Estado, cuyae economía perturba la tradicional jerarquía.

Es un problema que necesita una urgente solución: "ambos clubes tienen una gran historia, mezclada con una cultura y una política especifícas, que han creado una mística", explica Burns.

"Pero la realidad es que, a lo largo de los últimos 20 años, Barcelona y Real Madrid se han sumado al negocio del fútbol como un fenómeno global. La Superliga es sólo la evolución natural de estas ideas", concluye.