Preocupación en el Reino Unido por brotes de variante india del coronavirus

Un voluntario empuja una camilla en un crematorio de Nueva Delhi, India, el 12 de mayo de 2021
Un voluntario empuja una camilla en un crematorio de Nueva Delhi, India, el 12 de mayo de 2021 Arun Sankar AFP
Anuncios

Londres (AFP)

El primer ministro británico, Boris Johnson, expresó el jueves su preocupación debido a brotes localizados en Inglaterra de la variante del coronavirus surgida en India y "no descartó nada" para combatirlos, aunque expresó su confianza en que el desconfinamiento continúe.

"Es una variante preocupante", afirmó el líder conservador a los periodistas durante una visita a un colegio.

"Existe un muy amplio abanico de opiniones científicas sobre lo que podría ocurrir", dijo. "Hay una gama de cosas que podríamos hacer, no descartamos nada", agregó antes de una reunión del grupo de científicos que asesora al gobierno.

Los últimos datos de un amplio estudio publicado el jueves estiman que el número de casos se ha reducido a la mitad desde el mes pasado en Inglaterra, con ahora un caso por cada 1.000 habitantes.

Los medios británicos informaron sin embargo de la existencia de brotes localizados de la variante india del covid-19, especialmente en Bolton, cerca de Mánchester, en el norte de Inglaterra.

Pero Johnson se mostró tranquilizador respecto a las próximas etapas de desconfinamiento, previstas en Inglaterra el próximo lunes y el 21 de junio, día en que según una hoja de ruta muy progresiva deberían levantarse la mayoría de restricciones restantes.

"De momento, no veo nada que me disuada de pensar que podemos seguir el lunes y el 21 de junio en todas partes" pero "puede que tengamos cosas que hacer a nivel local y no dudaremos si ese es el consejo que nos dan", añadió.

Duramente afectado por la pandemia, con más de 127.600 muertes, el Reino Unido ha desplegado una campaña de vacunación masiva en la que casi 36 millones de personas han recibido una primera dosis, y 18,5 millones la segunda. El gobierno se fijó el objetivo de ofrecer al menos una primera dosis a todos los adultos antes del 31 de julio.