Jamaica sigue su dominio en la velocidad en la pista y Dressel en la piscina

Tokio (AFP) –

Anuncios

Jamaica sigue siendo un semillero de grandes velocistas. La retirada de Usain Bolt no ha agotado la cosecha de la isla caribeña y este sábado se volvió a ver con sus tres primeras plazas en la prueba femenina de 100 metros planos de Tokio-2020.

Elaine Thompson-Herah revalidó su título olímpico (10.61), el segundo mejor registro de todos los tiempos en esta prueba, superando a las también jamaicanas Shelly-Ann Fraser-Pryce (10.74), plata, y Shericka Jackson (10.76), bronce.

Thompson-Herah, de 29 años, fue la vencedora de la prueba reina de la velocidad hace cinco años en Rio de Janeiro. Fraser-Pryce, de 34 años y vigente campeona mundial, se había colgado el oro en esta prueba en Pekín-2008 y Londres-2012, pero no pudo conseguir un tercer título olímpico.

Únicamente la estadounidense Florence Griffith-Joyner ha sido más rápida que Thompson-Herah en la línea recta. Su viejo récord mundial continúa fijado en 10.49 desde 1988.

Para Thompson-Herah es el cuarto oro olímpico, ya que en Rio-2016, además de en los 100 metros, consiguió coronarse en 200 metros y el relevo 4x100.

#photo1

La atleta de Kingston se cobra así la revancha de lo vivido en el último Mundial en Doha hace dos años, cuando se quedó fuera de las medallas (4ª), en una prueba ganada por Fraser-Pryce.

- Récord mundial de Dressel -

Por su parte, el estadounidense Caeleb Dressel fue de nuevo protagonista en la piscina al ganar el oro en los 100 metros mariposa, estableciendo además un nuevo récord mundial (49.45), pero no podrá cumplir su reto del pleno de seis títulos en esta edición, al quedar quinto con su país en relevo mixto 4x100 metros estilos.

Desde el comienzo de los Juegos, la misión de los seis oros se repetía al hablar de las ambiciones de Dressel, llamado a ser el gran protagonista de la natación. Su cuenta es por ahora de tres y podría llegar a cinco.

#photo2

Estados Unidos fue apenas quinto en ese relevo 4x100 metros mixto, una prueba que es una novedad en el programa olímpico.

"Ha sido una buena carrera", celebró Dressel. "Me he mantenido en mi plan y he cumplido el trabajo", señaló.

Por su parte, la 'Primera Dama' de la natación, la también estadounidense Katie Ledecky, se confirmó como la reina de las distancias largas y se impuso en los 800 metros en estilo libre, lo que supone un séptimo oro olímpico en su palmarés.

"No es mi última vez. Voy a ir al menos hasta (los Juegos Olímpicos de) 2024, quizás hasta 2028, veremos", señaló tras su participación en Tokio.

Los otros dos nombres propios de la jornada fueron el tenista serbio Novak Djokovic, número uno mundial, que dejará Tokio sin medalla, y la gimnasta estadounidense Simone Biles, que renunció a dos pruebas y existen dudas sobre si competirá en las dos últimas finales que le restan.

#photo3

Pese a llegar a Tokio como una de las estrellas de los Juegos, Djokovic se marchará sin medallas, después de dejar escapar este sábado las dos oportunidades que tenía de ganar dos bronces, en simples y en el dobles mixto.

Tras perder contra el español Pablo Carreño el partido por el bronce en el torneo individual, la organización del torneo anunció que era baja, por una lesión en un hombro, para el duelo del doble mixto, junto a su compatriota Nina Stojanovic, también por subir al tercer escalón del podio.

Djokovic, que disputó contra Carreño su noveno partido en una semana y su séptimo desde el miércoles, perdió contra el español por 6-4, 6-7 (6/8) y 6-3.

#photo4

- Dudas sobre Biles -

Por su parte, Biles, que había renunciado al concurso general de gimnasia, se dio de baja en sus dos próximas citas, programadas el domingo (salto y barras asimétricas), debido al bloqueo mental que le está afectando en Tokio-2020 y que ya le ha dejado fuera de tres finales.

Cuando estaba clasificada para seis finales, solo quedan dos en su programa, suelo y barra de equilibrio.

En fútbol masculino no hubo sorpresas y los favoritos en cuartos, España, Brasil, México y Japón, son los semifinalistas.

Brasil, que derrotó 1-0 a Egipto, España, vencedor por 5-2 en la prórroga ante Costa de Marfil, y México, imponiéndose 6-3 en un partidazo a Corea del Sur, avanzaron, así como Japón, que se impuso en los penales (4-2) a Nueva Zelanda, tras empatar sin goles.

#photo5

¿El menú del próximo martes? España-Japón en Saitama y partidazo Brasil-México en Kashima, en lo que será la reedición de la final ganada por el Tri en Londres-2016 ante Neymar.