España cae ante Eslovenia y podría jugar ante Estados Unidos en cuartos

Anuncios

Tokio (AFP)

España cayó 95-87 ante Eslovenia, por lo que pasa a cuartos de final del torneo olímpico masculino de básquet como segunda del grupo C y podría enfrentarse a Estados Unidos en cuartos, que quedarán determinados este domingo con un sorteo.

Los otros rivales de España podrían ser Australia y Francia.

La vigente campeona del mundo fue capaz de reducir el impacto de Luka Doncic, que se cargó con tres faltas rápidamente, pero que sin embargo firmó casi un triple doble (12 puntos, 14 rebotes y 9 asistencias) fundamental para mantener a su equipo en el partido.

Surgieron otros héroes en Eslovenia, con Vlatko Cancar anotando hasta los 22, Klemen Prepelic (15) o el estadounidense nacionalizado Mike Tobey, 16 puntos y 13 rebotes.

Por España, con un actuación coral como viene acostumbrando en estos Juegos, no fue suficiente la anotación de Ricky Rubio (18), más desacertado que en partidos anteriores, Rudy Fernández (12), Sergio Llull (12) y Alberto Abalde (14).

La campeona del mundo empezó sujetando bien a Doncic, con una defensa mixta individual-zona y varios jugadores (Rubio, Abrines, Claver, Garuba...) rotando constantemente para minimizar su impacto.

- Tres faltas rápidas -

Desconcertado, el genio esloveno cometió rápidamente tres faltas, dos en ataque al chocar con Rubio y Abrines, y tuvo que irse al banquillo de manera inmediata, quejándose a los árbitros.

Su partido ya estaba condicionado, aunque consiguió finalizarlo. Sin embargo España, con una rotación amplísima para mantener la intensidad en defensa, no se despegaba y solo tenía cuatro puntos al final del primer cuarto (24-20).

#photo1

Sin Doncic en la pista, Eslovenia fue capaz de situarse por delante en el marcador ante un equipo español que encadenó tres faltas al inicio del segundo.

Un par de acciones de Sergio Llull equilibraron la balanza y Doncic entró a falta de cinco minutos para el descanso. Prácticamente solo anotaba desde el tiro libre.

Tampoco conseguía imponerse el mejor de España en el torneo, un Ricky Rubio que no acertó en sus cuatro primeros triples, antes de meter el primero a tabla para que España se fuera ganando por tres puntos al descanso.

Camino de los vestuarios el seleccionador español Sergio Scariolo se fue a hablar con Doncic de la que pudo haber sido su cuarta falta, tras chocar en ataque contra Rubio.

- Estirones sin premio -

Arrancó la segunda parte y España siguió sometiendo a una presión irrespirable a Doncic, que se llevó un par de golpes y seguía enganchado con los árbitros.

Abalde y Rudy Fernández, que firmó dos triples seguidos, fueron clave en un primer despegue español.

#photo2

Eslovenia sobrevivía porque la zona para minimizar a Doncic permitía que otros jugadores tiraran con espacio, entre ellos el NBA Cancar, que se graduó al más alto nivel.

Tras un nuevo estirón español, Eslovenia volvió a reaccionar y finalizó el tercer cuarto solo dos por debajo.

Un intercambio de golpes en el parcial decisivo lo ganó España con dos triples de Pau Gasol, uno de Llull y otro de Abalde.

De nuevo no fue suficiente, Eslovenia volvió a meterse en el partido y estuvo más acertado en la recta final para lograr el triunfo.